×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

Madrid es Patrimonio Mundial de la UNESCO… ¿y ahora qué?

El eje Prado-Retiro es un espacio urbano compuesto por 190 hectáreas, de las cuales el 75% son espacios verdes

By Redacción

Madrid es Patrimonio Mundial de la UNESCO… ¿y ahora qué?

Hace cuatro siglos, el paseo del Prado fue la primera zona verde en una ciudad europea. En 2021 es también el primer espacio verde urbano en ser considerado Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue ayer cuando el Comité de expertos falló en favor de Madrid, convirtiendo así a ‘El Paisaje de la luz’ (parte del paseo del Prado, el parque de El Retiro y el barrio de los Jerónimos) en Patrimonio Mundial.

El eje Prado-Retiro es un espacio urbano compuesto por 190 hectáreas, de las cuales el 75% son espacios verdes. En el nombramiento se ha premiado la unión entre cultura y naturaleza –también la representación de distintas influencias arquitectónicas, su asociación con las tradiciones vivas y el hecho de tener un templo representativo de una construcción o conjunto.

Madrid era hasta ayer la única capital de Europa occidental sin ningún bien en la lista de Patrimonio Mundial (no así la región, que incluye el Monasterio y sitio de El Escorial, el Paisaje cultural de Aranjuez y el hayedo de Montejo). De ahí la importancia de la noticia. De ahí y de los tiempos manejados. Tras una fallida convocatoria en 1992, Madrid ha estado siete años preparando el nombramiento de ‘El Paisaje de la luz’ como Patrimonio Mundial. Y es algo que se ha conseguido con independencia del signo político que ocupase el poder: las tareas las empezó Ana Botella, las concretó Manuela Carmena y las culminó José Luis Martínez-Almeida.

¿Y ahora qué?

Los vecinos de la zona Centro pudieron comprender la importancia de la noticia cuando ayer a las diez de la noche se escucharon los fuegos artificiales celebratorios. Antes se habían pronunciado distintos actores de la política madrileña. Andrea Levy, delegada del Área de Gobierno de Cultura, Turismo y Deporte de Madrid, habló de “una oportunidad de mejorar la gestión de la ciudad hacia modelos más contemporáneos y sostenibles con compromisos con la UNESCO”.

También se pronunció al respecto Luis Lafuente, director de Patrimonio Cultural, que celebró la noticia haciendo referencia al impacto turístico del nombramiento. José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, decía que “es un orgullo inmenso que nuestra ciudad entre en la lista del Patrimonio Mundial”.

Ahora quedan en el aire algunas dudas que serán resueltas en las próximas fechas. Una de ellas es la viabilidad del parking de El Retiro, una propuesta ya casi descartada –ahora parece que definitivamente– que contemplaba el programa electoral de Ciudadanos. Otra pregunta que se ha planteado es una posible peatonalización de la zona del Prado, una idea que también parece irrealizable en 2021 –aunque está en marcha la incorporación de un carril bici que irá desde la glorieta de Carlos V hasta el final de la Castellana.

También Experimenta Madrid está preparando unas rutas por la zona para apreciarla en su medida. Desde la organización hablan de un recorrido por el Parque del Retiro, que ya se puede disfrutar, y de otro por el paso del Prado, que tendrá lugar en agosto. En el tour del Retiro se puede descubrir «una estatua única en el mundo, su relación con la masonería, un antiguo zoo humano en el que se celebraban batallas navales».

Ahora la intención y la voluntad es –no puede ser de otra forma– la de conservar este honor que tantos años le ha costado a Madrid conseguir. Y eso es algo que presumiblemente requerirá acercar el “Paisaje de la luz” a un modelo de ciudad sostenible y coherente con los perjuicios que provocará el cambio climático.