La psicodelia y el delirio toman Madrid

share on:
La cultura madrileña mira hacia el arte de la alucinación.

Este noviembre han coincidido en Madrid tres exhibiciones artísticas que tienen un mismo leit motiv: las sensaciones que rayan en la locura.

La ciudad siempre acoge con los brazos abiertos las exposiciones surrealistas (ahora mismo, Dalí ha invadido el Thyssen), y ahora los culturetas de la capital dan la bienvenida al arte delirante y psicodélico que trae consigo esas formas y colores exuberantes que parecen saltar de la imagen.

Psicodelia en la cultura visual de la era beat (Círculo de Bellas Artes)

Son los años 60 y el rock comienza a impregnarlo todo. Estamos en un momento social interesante en el que la denuncia política se refugia bajo el nuevo género musical mientras la cultura alternativa pone en jaque las normas inquebrantables de las convenciones.

Esta exposición captura la mentalidad juvenil de la época, el imaginario de la generación beat, y explora la plasmación visual del rock en los carteles de los conciertos, que provocaban tantas sensaciones como las canciones con los que The Beatles empezaban a revolucionar el mundo entero.

Psicodelia en la cultura visual de la era beat podrá visitarse en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes (Calle Alcalá, 42) hasta el 20 de enero de 2019.

Pon tu mente al sol. Cine y psicodelia – Círculo de Bellas Artes

El Círculo de Bellas Artes va a maridar su exposición de la era beat con un ciclo de cine psicodélico en el que se proyectan tres títulos que han dejado marca en la historia del cine: Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958), El guateque (Blake Edwards, 1968) y Satiricón (Federico Fellini, 1969).

Estas tres películas hablan de un modo u otro de las alteraciones de la mente, aunque no lo hacen de forma tan explícita como la música y los carteles que colorearon la misma época.

Habrá pases en el centro desde el 8 de noviembre hasta el 30 de diciembre.

Jeanne Tripier. Creación y delirio – La Casa Encendida

Jeanne Tripier se adelantó varias décadas a la generación beat al manifestar artísticamente los juegos de la consciencia alterada. Se trata de una artista francesa poco conocida en nuestro país, pero cuya vanguardia todavía nos fascina hoy.

Tripier realizó su arte dentro de un sanario mental en el que estuvo ingresada durante diez años. En su obra, compuesta en parte por bordados, se pueden detectar los rastros de su enfermedad, sus visiones y sus crisis psicóticas-melomaníacas.

Su trabajo estará expuesto en La Casa Encendida (Ronda de Valencia, 2) hasta el 5 de enero de 2019.

La ola de la psicodelia y el delirio han llegado a Madrid para hacernos alucinar.

share on:
share on: