×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

5 cosas que hacer en Madrid antes de que acabe el año

PROMOCIONADO PROMOCIONADO

5 cosas que hacer en Madrid antes de que acabe el año
Copas, cine, música o gastronomía de primer nivel son solo algunos de los planes que Madrid te ofrece para cerrar este 2017 como se merece.

El 2017 se está acabando tan pronto como llegó pero aún quedan sorpresas que las calles de Madrid guardaban en el tintero para que no te quedes en tu casa estos últimos días del año esperando delante del televisor a Anne Igartiburu y Ramón García.

Descubrir La Gintonería efímera del Mercado de Antón Martín

Para hacer más especial esta despedida de año, también puedes hacer planes que acaben casi al mismo tiempo que 2017, como el de La Gintonería de Tanqueray. Un espacio que se instaló en el Mercado de Antón Martín (C/ Santa Isabel, 5) para demostrar que el gin-tonic puede ser todo un arte si se combina bien. Y en eso entran en juego algunos de los puestos más foodies del mercado, como El Tarantín de Lucía, el mexicano Cutzamala, la Fiaschetteria La Saletta, El mono de la Pila, la Tragantúa o Majo’s Food. En ellos tendrás diferentes opciones de menú, que incluye un gin-tonic a tu gusto para que marides la experiencia con la mejor selección de Tanqueray. Si este año no has cumplido eso de viajar más, es tu última oportunidad de hacerlo, aunque se trate solo de un viaje con el paladar.

Revivir la Navidad como cuando eras un niño con Navimad

NaviMad es un plan multicultural que aúna cine, gastronomía, música, arte y mucho más. Además, se celebra en un enclave que preparado para esta época estará aún más bonito: el Palacio de las Alhajas (Plaza de San Martín, 1), que se encarga de acoger el evento del 20 de diciembre al 7 de enero. Allí, en un escenario único, podrás disfrutar de este menú de lujo con cuatro entrantes, principal, postre y bebida (y por si fuera poco con cine incluido) o pasar directamente a disfrutar del séptimo arte con clásicos del cine como El Gran Lebowski, Pulp Fiction, Regreso al futuro, Fiebre del sábado noche y otras muchas más.

También habrá espacio para el arte de la mano de Víctor Soler y su exposición Lo que el cine no me contó, en la que dar una nueva vida a las películas más allá de los títulos de crédito, y una muestra de algunos de los diseñadores de las grandes portadas de Yorokobu.

Disfrutar de una de las mayores exposiciones de Star Wars

Con la octava parte de la saga ya estrenada, el fanatismo intergaláctico se sigue alimentando con ‘Expo Wars‘, la mayor colección privada de Star Wars que existe hasta la fecha y que tendrás oportunidad en el WiZink Center hasta el 21 de enero del 2018. La muestra incluye réplicas de las películas, como un droide de combate original, escenarios que recrean escenas de los films, espadas láser, naves, los bustos de Darth Vader, Han  SoloBoba FettC3PO y R2D2 (considerado una de las réplicas más valiosas de la exposición). Además de eso, podrás vivir una experiencia única utilizando tu propio móvil para ver los dioramas que te llevarán hasta el planeta de los dos soles.

Bailar sin parar en el concierto de Mártires del Compás

El grupo sevillano que definió los límites de la fusión del flamenco para toda una generación aún sigue dando mucha guerra. Y casi como una metáfora su trayectoria, serán los encargados de cerrar el año, resistiéndose a que todo acabe sin contar con ellos. La cita será en la Sala Cats el día 30 y las puertas abrirán a las 20:30, empezando el concierto media hora después.

Y seguir bailando en la butaca con Billy Elliot El Musical

Después de once años en el West End de Londres y otros seis en Broadway, el musical de Billy Elliot, aquel chaval inglés que conquistó corazones a ritmo de ballet, ha llegado al Nue vo Teatro Alcalá y no se quedará por mucho tiempo. Los pases serán entre las 17:00 h. y 20:45 h. según el día de martes a domingo.

El musical narra la historia del joven Billy, nacido en una ciudad del norte de Inglaterra en la que los hombres practican el boxeo y trabajan en la mina. Ninguno de ellos baila ni alberga ambiciones de presentarse a la Royal Ballet School. Pero Billy es diferente. Criado por un padre viudo, sin el cariño de una madre, a Billy no le gusta el boxeo pero está cautivado por la gracia y la maravilla del ballet. Con férrea determinación luchará para alcanzar sus sueños, devolviendo la unión a su familia y la fe a una comunidad devastada por el convulso final de la industria minera británica.