×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía Promocionado

Artesainna: bienvenido al primer puesto de pretzels artesanos de Madrid

En este obrador a pie de calle hornean pizza y pretzels caseros de alta calidad a precios súper asequibles.

By Lucía Mos

Artesainna: bienvenido al primer puesto de pretzels artesanos de Madrid
🥨 Advertencia: te vas a obsesionar con este menú de pizza griega y pretzel en Artesainna.

En otros rincones del mundo causa sensación y Madrid será su próxima conquista. Los pretzels han venido para quedarse en la capital con el plan de llegar al corazón de los madrileños a través del estómago. Todo empieza en su recién estrenado hogar en la plaza de Embajadores.

Artesainna es el nombre del primer puesto de pretzels de Madrid, un coqueto obrador a pie de calle donde es imposible ignorar el arsenal de repostería salada y dulce que se asoma desde el escaparate. Además del famoso bollo, tras la cristalera nos ponen los dientes largos las pizzas griegas (de bacon y queso, panceta y roquefort, pepperoni…) y los rollitos de salchicha.

artesainna-pretzels-madrid

Pero hablemos un poco más de los pretzels. Inna, la propietaria del local, cuenta que es un producto que se come a todas horas: para desayunar, para picar a destiempo, para comer y cenar. De ahí que tenga distintas versiones: el tradicional sésamo se puede sustituir por semillas de amapola, queso y chocolate. Al puesto llegarán pronto los de canela.

A lo mejor los conocías de antes, pero te aseguramos que en Madrid nunca has probado ninguno como los de Artesainna. No lo decimos por decir: aquí se hace todo a mano, con ingredientes frescos y en el mismo día. La calidad no es incompatible con los precios módicos: sirva como muestra este menú exclusivo.

artesainna-pretzels-madrid

También dice Inna que con los pretzels pasará como con los muffins: poco a poco les iremos cogiendo cariño y antes de que nos demos cuenta llegará el día en que no podamos vivir con ellos. En Estados Unidos, Rumanía y en algunos países del norte de Europa es una delicia de toda la vida, y tiene todas las papeletas para hacerse un hueco permanente en nuestra ciudad.