×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

La Mordida: un rincón mexicano en el centro de Madrid

PROMOCIONADO PROMOCIONADO

La Mordida: un rincón mexicano en el centro de Madrid

 

Madrid ofrece la posibilidad de viajar a cualquier rincón del mundo a través de su amplia oferta gastronómica y La Mordida nos lleva hasta México bocado a bocado.

Por muchas cosas negativas que le saquemos a Madrid cuando tenemos un mal día, si hacemos balance general, tiene más puntos buenos que malos. Como el hecho de que existan mil formas de conocer otras culturas sin necesidad de ir más allá de la M-30. A través de exposiciones de artistas internacionales, de clases de otros idiomas, de bailes y fiestas que nos enseñan cómo viven la vida en otros puntos del globo y en lo que más nos gusta: su gastronomía.

Gracias a esa multiculturalidad, en Madrid puedes degustar desde el cocido más castizo hasta llegar a distinguir -y a apreciar- la diferencia entre el mezcal y el tequila, por ejemplo. Y puestos a hablar de la gastronomía mexicana, nos damos un paseo por La Mordida para saborear los platillos típicos de una cocina reconocida por la UNESCO como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de su país.

La Mordida tiene diferentes locales repartidos por Madrid y puede que la primera impresión que tengas al entrar a alguno de sus restaurantes es la de no saber hacia dónde dirigir la mirada. Su decoración es de lo más llamativa y colorida, recordando el estilo mexicano y mimetizándonos con nuestro viaje gastronómico.

 

Su carta sabe a México, pues la idea de sus precursores surgió en las propias calles de la tierra azteca. Lo que comenzó como algo pequeño, hoy es todo un punto de encuentro para aquellos que desean probar platos típicos de esta gastronomía y no los que más han llegado a nuestros paladares, que son, en su mayoría, de origen tex-mex. Por lo que si esperas encontrar los clásicos burritos… ¡No lo harás! Ya que la auténtica gastronomía mexicana es más amplia. En cambio, sí que podrás saborear la cochinita pibil o la quesadilla de huitlacoche (un hongo de maíz tan difícil de pronunciar como delicioso).

Aunque eso es solo una pequeña parte de las cosas que podrás probar porque además, tienen dos opciones muy interesantes para convertirte en experto de esta gastronomía. Una de ellas es un menú degustación que te permitirá deleitarte con un entrante, como su chorizo verde, un plato principal (recomendamos sus tacos al pastor), una bebida y un postre (riquísimo el pastel de Kahlúa).

La otra opción es un menú para dos personas (perfecto para poder compartir más delicias) del que os recomendamos el atún endiablado y los nachos con guacamole (los clásicos siempre triunfan) y las fajitas arrancheras, pero solo es una opción, siempre podéis dejaros llevar y descubrir sabores nuevos, pues el resultado no os decepcionará.