×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

De Madrid al cielo no es solo una frase hecha: el poema que una lectora le ha escrito a Madrid

By Madrid Secreto

De Madrid al cielo no es solo una frase hecha: el poema que una lectora le ha escrito a Madrid

Tú también puedes compartir tus textos sobre vivencias durante el confinamiento en Madrid a través de madrid@secretmedianetwork.com. Queremos conocer vuestras historias. Las mejores las publicaremos en Madrid Secreto.

La semana pasada publicamos la carta de Luis Carlos Pariente. Esta semana, tras recibir una cantidad ingente de cartas y declaraciones de amor a nuestra ciudad, publicamos este poema de Victoria Luz G. Perrino.

¡Cuánto orgullo albergo en el pecho
por haber nacido madrileña!
Mientras que un oso te guarda,
a una Osa te asemejas
pues llevas como insignia
siete brillantes estrellas.

Vida diste al ilustre genio
que el Quijote dejó en herencia.
y a Lope, Pedro, Tirso y Clara,
y a tantas musas y poetas
que con razón luces altiva
tu Barrio de las Letras.

Quisiera subir al teleférico,
¡y más alto aún si se pudiera!
Pues  “de Madrid al cielo”
no es solo una frase hecha:
que vivimos los madrileños
en una Jerusalén terrena.

Cuánta vida me das en Gran Vía.
En tus cines, teatros, discotecas
y por supuesto en los bares
que La Latina esconde, traviesa.
¡Que se quiebre el mundo entero
si estamos de terraceo mientras!

Quien te vive lo sabe.

Que eres el porte de Salamanca,
el atrevimiento de Montera,
el casticismo del Rastro,
la piedad de la Almudena
y el orgullo de barrio obrero.
¡Vivan Aluche y Vallecas!

¡Viva la puerta de Alcalá!
¡La Plaza Mayor bendita sea!
¡Un olé por San Ginés,
San Isidro y la verbena!
¡Otro por el Dos de Mayo!
¡Vivan Malasaña y Manuela!

Cuántas guerras has vivido.
Cuántos llantos y cadenas.
¡Y cómo los madrileños sacaron
de donde pudieron las fuerzas!
Tranquila, Madrid, que las crisis
no nos vencen ni amedrentan.

Y este dichoso virus
más que alejarnos, nos acerca:
todos cantamos en los balcones
y aplaudimos a las enfermeras,
a los médicos y, en definitiva,
a quien en cuidarnos la piel se deja.

No sufras, Madrid, por vernos en casa.
Somos felices montando juergas
por Skype, retos por Instagram…
Piensa que en menos de lo que esperas
nos vuelves a ver riendo
por tus calles y tus aceras.

¿Qué crees, que no contamos los días
Para volver a vivir tu fiesta?
¡Será lo primero que hagamos
al salir de la cuarentena!
Saldremos, sí, saldremos…
unidos salimos de esta.