×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía Qué hacer

Como Cabras: uno de los mejores restaurantes a domicilio de Madrid

La apuesta de Javier Aranda es una bendición para los cinco sentidos.

Madrid Secreto Madrid Secreto

Como Cabras: uno de los mejores restaurantes a domicilio de Madrid

El delivery de Javier Aranda Como Cabras (donde como no es verbo y sí determinante, ojo) es en sí mismo una buena noticia y un termómetro para medir la adaptación de los mejores chefs de España a la emergencia sanitaria. Y es que no hay ningún sitio mejor (como en casa) para disfrutar de una gran comida. Y si esa comida te la prepara un chef con estrella Michelin, pues poco más se puede pedir.

Javier Aranda, que con 29 años fue el chef mas joven del mundo en conseguir una estrella Michelin en cada uno de sus restaurantes, ha querido meter en nuestras casas las opciones más canallas y las que mejor viajan. Y el resultado, podría decirse, es un tapeo refinado de excelente final. Porque esto es importante: en el caso de Como Cabras no es que se roce la excelencia; es que se alcanza y se rebasa.

Prueba de ello es el bocadillo de calamares a la inversa: seña de identidad de Aranda. Pan suflado, calamares de potera, mayonesa de jalapeño y mayonesa de lima. Apenas requiere calificativos porque ya se imaginan. Los tacos de pato Pekín (taco de hoisin con confit de pato, pepino y puerro) también están a otro nivel. Mencion aparte merecen las minihamburguesas: algo digno de probar, de recomendar y de volver a probar. Un pan que es una suerte de macaron de tomate con un contenido que es un steak tartar y una lasca de parmesano. Inefable.

La costilla de vaca pone de manifiesto una máxima: la paciencia es la madre de las ciencias. Este precepto se adapta a la cocina casi más que a ninguna otra disciplina de la vida y por eso las 24 horas que tarda en cocinarse la costilla son condición sine qua non el sabor no seria el que es: un absoluto escándalo. Igual que es un escándalo la tarta de queso: de obligada degustación para la plétora de fanáticos que atesora este postre fundamental en la gastronomía española.

La presentación es un intangible que no se suele tener en cuenta en el delivery (el riesgo de movimiento en el trayecto), pero que Aranda ha solventado perfectamente con unos códigos QR que redirigen a su cuenta de Instagram y muestran un videotutorial de apenas un minuto en el que te explica qué vas a comer y cómo tienes que montarlo. ¿El resto? El resto es comer.