×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Las azoteas de Madrid están habitadas por esculturas

Este hilo de Twitter de Clara González Freyre acerca a los usuarios la historia de algunas de las esculturas más emblemáticas de Madrid

By Isabel Nieto

Las azoteas de Madrid están habitadas por esculturas

Seguro que has paseado en innumerables ocasiones por Gran Vía, conoces la calle Alcalá o el Paseo de Recoletos y sin duda sabes de qué hablamos cuando hablamos de Moncloa. Pero puede que la costumbre haya hecho que pases por estas localizaciones sin darte cuenta de que, desde las alturas, alguien (o mejor dicho, algo) observaba a vista de pájaro todo lo que ocurría a ras de suelo. Por eso Clara González Freyre, historiadora del arte y muy partidaria de mirar hacia el cielo, ha querido ponerle remedio con una sencilla propuesta que ha revolucionado estos días la red: la de mirar hacia arriba para descubrir las esculturas que nos observan desde el cielo de Madrid.

Desde el emblemático edificio Metrópolis pasando por la Minerva del Círculo de Bellas Artes o las cuádrigas del Edificio Bilbao, esta historiadora hace un recorrido al que se han sumado miles de usuarios curiosos que han querido acompañarla en este paseo virtual por las alturas, pasando de un tuit a otro, de una escultura a otra, como si se tratase de un rastro de miguitas de pan que se sigue por la ciudad.

Pero la historia no termina ahí: la comunidad twittera ha puesto en práctica su propuesta y el hilo se ha convertido en una cadena colaborativa de usuarios compartiendo fotografías ya no solo de Madrid, sino también de otros puntos de nuestra geografía y del extranjero, donde también se pueden ver estos gigantes escultóricos.

La historiadora, que ha expresado en alguna ocasión en sus redes la importancia de hacer la cultura accesible e interesante para el público general, se ha mostrado encantada con la acogida del hilo y con la cantidad de mensajes de gente que, gracias a ella, ha empezado a mirar la ciudad de manera diferente.

Así que ya sabes, la próxima vez que salgas, no olvides mirar hacia arriba.

Fotografía de portada: Shutterstock