×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

La contaminación en Madrid aumenta la mortalidad

El estudio se ha llevado a cabo en 652 ciudades del mundo, entre ellas Madrid.

Redacción Redacción

La contaminación en Madrid aumenta la mortalidad

Según un estudio del que se hacía eco eldiario.es, la contaminación del aire urbano puede aumentar el riesgo de mortalidad a corto plazo, a pesar incluso de darse en pequeñas concentraciones.

La investigación ha sido llevada a cabo en 652 ciudades de todo el mundo, 45 de ellas españolas entre las que obviamente estaba Madrid, y sus responsables deducen que un aumento de 10 microgramos/m3 en partículas inhalables (PM10), capaces de penetrar hasta los pulmones, y finas (PM2.5), generadas por la combustión y que pueden penetrar hasta el torrente sanguíneo, se asocia con un aumento en la mortalidad del 0,44 y 0,68 por ciento, respectivamente.

Antonio Gasparrini, uno de los autores principales del estudio, explica que «si bien el aumento porcentual de la mortalidad parece pequeño, este riesgo puede conducir a un exceso significativo en el número de muertes, dada la exposición generalizada y las grandes poblaciones que viven en zonas urbanas».

Por su parte, Haidong Kan, otro de los responsables del estudio, apunta que «la consistencia del riesgo estimado en múltiples países y poblaciones agrega evidencia sobre el posible vínculo causal entre la exposición a la contaminación del aire y el aumento a corto plazo de la mortalidad».

Los investigadores no fueron capaces de encontrar una línea roja que dibuje el límite crítico de exposición a las partículas contaminantes. No obstante, se encontraron aumentos significativos en la mortalidad incluso en niveles aceptados por las guías de calidad del aire actuales.

De manera que Gasparrini zanja: «La ausencia de un umbral discernible significa que es probable que ocurra un aumento sustancial de la mortalidad incluso con baja exposición a partículas. Estos resultados deben tenerse en cuenta al evaluar los beneficios potenciales de las intervenciones para reducir la contaminación del aire urbano, y al revisar valores umbrales existentes para la salud humana».

El estudio ha sido dirigido por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido) y la Universidad de Fudan (China), y ha contado con la colaboración el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).