×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

Las discotecas de Madrid podrán vender comida a final de año

By Madrid Secreto

Las discotecas de Madrid podrán vender comida a final de año

 

¡Aleluya! Se acabaron las colas en el kebab.

Por fin. Se acabó el pasar hambre. Se acabaron esas colas en el kebab donde otros tantos como tú buscan también llenar ese hueco que las horas de discoteca les ha abierto en el estómago. Por fin las salas de baile y discotecas de la Comunidad de Madrid podrán vender comida tras la modificación del Catálogo de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, Establecimientos, Locales e Instalaciones de la región.

El borrador, elaborado por el gobierno de Ángel Garrido con ayuda de las conclusiones de un grupo de representantes del sector, pretende aprobarse finalmente a finales de año y se pretende con él «ampliar el régimen jurídico de compatibilidad» para que los empresarios puedan realizar «actividades múltiples» en sus negocios «siempre que las condiciones normativas, urbanísticas y medioambientales, fundamentalmente, lo permitan, salvaguardándose con ello las mayores garantías de seguridad y descanso ciudadanos», según ha publicado el diario El Mundo.

«Con esta figura se dará seguridad jurídica a algo tan extendido como los locales con televisión o equipo de música, hasta ahora no del todo contemplado en la normativa, y permitirá a los ayuntamientos tener una mayor claridad a la hora de conceder las licencias», explicó Carlos Novillo, director de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112.

También se retocará la definición de las «salas multiuso», limitada hasta ahora a sitios «cerrados y cubiertos dotados de espacios especialmente dispuestos para poder reunir al público a fin de realizar exclusivamente espectáculos y actividades recreativas artístico-culturales, así como fiestas populares». En esta categoría se incluirán también los «recintos cerrados descubiertos y semicubiertos», lo que permitirá, por ejemplo que se puedan organizar conciertos en instalaciones deportivas al aire libre sin necesidad de recurrir a licencias o permisos especiales que exijan trámites más complejos.