Madrid, ciudad de mercados: ruta entre lo castizo y lo ‘foodie’

share on:

 

Los mercados de abastos de Madrid ya no son solo para llenar la nevera, sino para vivir experiencias.

Queda claro que nuestra ciudad sabe reinventarse y más aún si se trata de cuestiones gastronómicas. Somos capaces de reinventar un plato tan castizo como nuestro cocido y transformarlo en una gyoza y que ésta conserve toda su esencia. Lo mismo pasa con los mercados de toda la vida. Algunos se han modernizado más que otros, pero lo que más nos gusta de estos espacios es que puedes observar el contraste entre los fieles que van a hacer la compra (con carrito incluido), los que van en  busca de las últimas novedades culinarias y los que sencillamente llenan sus paladares de historias.

El Mercado de las historias

El Mercado de Antón Martín (C/ Santa Isabel,5) lleva 70 años en el que posiblemente sea uno de los mejores enclaves de la ciudad: a apenas unos minutos andando de Sol, lindante con la Filmoteca y con Lavapiés a sus faldas. Se podría decir que es uno de los que más equilibrio tiene a la hora de combinar lo castizo y lo foodie, pues su enclave hace que sus puestos estén llenos de vecinos de toda la vida haciendo la compra semanal y de amantes de la gastronomía probando las ofertas de sus “mini restaurantes”. Su nueva experiencia es la de combinar comida de varios rincones del mundo con La Gintonería Tanqueray desde octubre hasta finales de año. El mercado ofrece así la combinación perfecta entre el mejor gin-tonic hecho a tu gusto y auténticas delicias como los tacos del mexicano Cutzamala, las ostras de El Tarantín de Lucía, las pizzas de la Fiaschetteria La Saletta, el ceviche de El mono de la Pila, los crepes dulces y salados de Majo’s Food o la fusión culinaria de Tragantúa, donde comer desde salmorejo cordobés hasta wok de verduras.

Posiblemente lo mejor que puedes hacer es acercarte a estos seis puestos de comida diferente y probar el menú compuesto por dos platos y un Tanqueray & Tonic incluido. Así que, después de degustar sus propuestas gastronómicas acércate a #LaGintoneríaTanqueray y disfruta de un gin-tonic personalizado con diferentes variantes de Tanqueray, tónica y aderezos. El horario es de jueves a sábado de 16:30h a 20:30h y hay diferentes precios de menús desde 12€.

El Mercado castizo

El céntrico Mercado de los Mostenses (Plaza de los Monteses, 1), a unos seis minutos de Callao y a cuatro de Plaza de España, es todo lo contrario a la sofisticación y el estilo gourmet al que acostumbran los mercados de moda que un día despachaban frutas, verduras, carnes y demás materias primas, convertidos hoy en La Meca del sibaritismo gastronómico.

El de los Mostenses es uno de esos mercados en los que aún los puestos para comer son minoría y ausentes del caché de sitios como el Mercado de San Miguel, pero con algunas joyas de la gastronomía internacional como la cocina chifa de Restaurante Lily, los zumos con frutas tropicales de las que quizá no hayas oído hablar en tu vida de la zumería Origen o los bocados ecuatorianos del asadero Miguel Ángel.

El Mercado de los productores

El aspecto exterior del Mercado Vallehermoso (C/ Vallehermoso, 36) puede hacer que pase desapercibido en primer lugar, pues parece más una antigua mansión que un mercado de abastos. Pero dentro, la cosa cambia (y lo hace a mejor). Tiene una zona llamada ‘Galería de Productores’ creada por La Asociación Día de la Cosecha, en la que podrás adquirir productos de sus productores locales. Pero nuestra zona favorita es la de los espacios gastronómicos, en los que podrás encontrar un paraíso si eres amante del picante con Kitchen 154 o cuidar la línea y enamorarte de las 1000 posibilidades sanas de La Ensaladería.

El Mercado oriental

El Yatai Market (Calle Doctor Cortezo, 8), que toma su nombre de un popular mercado de Shanghái, es una oda a la gastronomía del continente asiático decorado con llamativas luces de neón. Allí podrás probar desde los baos y dim sum de HotBao; los pad thai así como diferentes platos de noodles y arroz de Funky Chen; la fusión de la cocina española y asiática de Asia Cañí; la famosas sopas ramen de Ramen San; o los más de 26 tipos diferentes de yakitoris de Yaki San.

El Mercado del glamour

En este caso nos hemos permitido una licencia, pues Platea (C/ Goya, 5-7) no es un mercado, sino, tal y como ellos se definen, un “espacio de ocio gastronómico”. Por lo que no vas a ir “solo a comer”, sino a vivir una experiencia completa. El recorrido gastronómico también te llevará por diferentes países, como Kinua, con cocina peruana o La Vermutería y sus sabores castizos.

 

Como puedes ver, la oferta gastronómica de Madrid no termina en sus restaurantes. Sus mercados también tienen un extenso mundo de sabores por descubrir.

share on:

Deja un comentario

share on: