×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Por qué Madrid Río es el lugar perfecto para combatir el calor

Las instalaciones de Madrid Río pueden ser la opción perfecta cuando el calor aprieta en Madrid.

Madrid Secreto Madrid Secreto

Por qué Madrid Río es el lugar perfecto para combatir el calor

Nuestro plan B al calor es buscar una piscina en Madrid. El problema es que la mayoría están siempre hasta arriba de gente, tanto que parecen la de Martin Price en Los Simpson.

El plan C, bien podría ser escaparse a las piscinas naturales de Madrid, pero si no tenemos medio de transporte para hacerlo, empezamos a quedarnos sin opciones, pero con el mismo calor.

¿Qué hacemos entonces? La respuesta es Madrid Río. Sabemos que bañarse en el Manzanares no es una opción factible ya que, volviendo a hacer referencia a la familia amarilla, no queremos acabar como el pez de tres ojos de Los Simpson.

De primeras, la idea puede parecerte poco atractiva, pero si nos remontamos al pasado, en concreto a 1932, se convirtió en la primera playa artificial de España. Estaba situada en la zona en la que hoy se encuentra el hipódromo, ya que ahí había un embalse del Manzanares. Y para seguir asombrándote, te diremos que no le faltaba detalle: tumbonas, arena y hasta barcas. A día de hoy te costará mucho imaginártela, ya que la zona se encuentra totalmente abandonada y cubierta de vegetación.

Aunque las instalaciones no son tan espectaculares como lo fueron por aquel entonces, el parque cuenta con 223.000 metros cuadrados de instalaciones en las que hacer más llevadero el verano en Madrid.

Lo más importante es tener alguna fuente de agua con la que refrescarte y esto se cumple en forma de trío. Madrid Río cuenta con tres fuentes con chorros de agua diferentes en los que está permitido el baño que ocupan más de 6.500 metros cuadrados. Tienen chorros de agua de gran altura y producen diferentes efectos y nubes de agua pulverizada. Funcionan de 10 a 23 horas y tienen un desfase de 15 minutos entre ellas.

Ahí no se queda la cosa, porque además de un montón de zonas de sombra (como el paseo arbolado del Salón de Pinos), cuando el sol da tregua, puedes disfrutar de sus 30km de sendas para montar en bici o de las 33 pistas deportivas que permiten practicas diferentes deportes, como tenis, pádel, baloncesto, skate o fútbol.

También dispone de 63 fuentes para beber (es muy importante hidratarse durante esta época) y 12 mesas de juegos, además de 17 zonas de juegos infantiles y columpios.