×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

«En vez de tanto aplauso a las 20 h., tened un poco de empatía»

La trabajadora de un supermercado responde a los vecinos que le dejaron una nota bajo la puerta pidiéndole que se fuera del bloque.

By Madrid Secreto

«En vez de tanto aplauso a las 20 h., tened un poco de empatía»

Cada día a las 20:00 h. los balcones de todo el país se llenan de música en aplauso en homenaje a todos los profesionales que siguen haciendo que los servicios mínimos funcionen con normalidad. Policías, sanitarios, bomberos, farmacéuticos, trabajadores del sector de la alimentación, etc.

Sin embargo, como desagradable complemento a esos aplausos, y aunque de manera totalmente excepcional, han ido apareciendo algunas notas durante la cuarentena escritas por inquilinos de comunidades de vecinos que pedían a quienes seguían trabajando que se mudaran a otro lugar hasta que la pandemia remitiese.

El último caso ha sido el de una cajera de supermercado de Cartagena (Murcia), a quien uno de sus vecinos le deslizó una nota por debajo de la puerta en la que se leía: «Somos tus vecinos y queremos pedirte por el bien de todos que te busques otra vivienda mientras dura esto, ya que hemos visto que trabajas en un supermercado y aquí vivimos muchas personas. No queremos más riesgo. Gracias«.

Ella respondió pegando esta nota y otra con su respuesta en el ascensor. La suya decía así: «Soy la vecina del 3º izquierda. Al o a los valientes que dejan notas anónimas bajo la puerta (…) os diré varias cosas: Sí trabajo en un supermercado, con lo cual gracias a nosotros vosotros coméis cada día. No me tenéis que venir dando lecciones de limpieza cuando soy la primera que llega a casa y no puedo darle un beso a mis hijos hasta que no me he limpiado y desinfectado. La próxima vez, en vez de tanto aplauso a las ocho de la tarde, tened un poco más de empatía por las personas que tenemos que trabajar y tenemos familia. Y en vez de dejar notas por debajo de la puerta de mi casa -concluye-, me tocáis el timbre y os lo diré personalmente. Por cierto, gracias por hacer llorar a mi hijo de 10 años, que ha sido el que ha cogido la nota».

Este no ha sido el único. También hace unos días circulaba por las redes este otro mensaje, en este caso dejado a un médico.

Pero es importante remarcar que esta dinámica solo suponen excepciones. Prueba de ello es este otro mensaje que también se han encargado de circular por redes sociales dando ánimo a quienes sostienen el día a día del resto.