×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Guías Secretas

El Pabellón de los Hexágonos, uno de los secretos mejor guardados de Madrid

El edifico pasó de ser el primer premio de la Exposición Universal de Bruselas en 1958 a ser un espacio olvidado.

Diego Grau Diego Grau

El Pabellón de los Hexágonos, uno de los secretos mejor guardados de Madrid

La Casa de Campo de Madrid esconde un tesoro que muchos madrileños no conocen, un edifico que llegó a Madrid en 1959 tras haber ganado el primer premio de la Exposición Universal de Bruselas en 1958. Años después de este logro, este espacio quedó en el olvido y fue abandonado, nos estamos refiriendo a el Pabellón de los Hexágonos.

Esta maravilla arquitectónica fue diseñada por dos arquitectos, José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún, los cuales representaron a España en esta exposición. Esta pareja de arquitectos no solo ganó el primer premio, sino que su obra quedó por delante de edificios como el famoso Atomium de Bruselas o el Pabellón Philips de Xenakis.

Las dos condiciones que estableció el concurso fueron: respetar el arbolado existente y que el pabellón fuese desmontable. Por ello el pabellón pudo ser trasladado en 1959 a la Casa de Campo de Madrid. El diseño del pabellón estaba basado en módulos hexagonales con forma de paraguas invertidos que permitían que el edificio se adaptase a cualquier terreno. Al ser trasladado de Bruselas a Madrid, el edifico cobró otra forma adaptándose al nuevo terreno y respetando el arbolado.

El Pabellón de los Hexágonos acogió las Ferias del Campo, entre 1950 y 1975. Este edificio se encuentra abandonado desde entonces, y el 20 de noviembre de 2019 comenzó la remodelación del espacio. El presupuesto de la reforma es de 1,3 millones de euros, y se pretende recuperar y musealizar unos 850 metros cuadrados de los más de 3000 que hay disponibles. Los plazos de la reforma han sufrido retrasos debido a la pandemia, pero muy pronto este «bosque de paraguas» será un nuevo museo de arte contemporáneo.