share on:
Boca Juniors y River Plate jugarán la vuelta de la final de la Copa Libertadores el 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu a las 20:30 (hora peninsular española).

Clarín, Olé y otros medios argentinos ya han publicado artículos relativos a los precios de los pasajes de avión. Estas publicaciones revelan una realidad: la decisión es definitiva; la final de la Libertadores, el equivalente a la Champions en Sudamérica, se jugará en el Bernabéu.

Una final –recordamos, se juega a ida y vuelta– que aspira a convertirse en el partido más largo del mundo.

Primero fueron los retrasos en el partido de ida –las lluvias impidieron que se jugara en la fecha prevista–; luego fue la insólita violencia desplegada por los hinchas de River y la imposibilidad de disputar el partido; más tarde los intentos de aplazarlo al día siguiente; luego la negativa de Boca a jugar el partido y la voluntad de que le declararan ganador sin jugarlo; final y definitivamente, lo que contamos en el titular: que el partido se jugará en Madrid.

El visto bueno lo daba ayer Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, a través de Twitter: “España está dispuesta a organizar la final de la Copa Libertadores entre Boca y River”. Y la confirmación decisiva la comunicaba Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL, una hora después. Boca Juniors y River Plate jugarán la vuelta de la final de la Copa Libertadores el 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu a las 20:30 (hora peninsular española).

Uno de los motivos por los que Madrid ha sido elegida sede es porque España –después de Argentina, claro– es el país en el que más argentinos viven. 261.121 según un estudio publicado por el INE el año pasado. A este motivo se le suman la calidad de las infraestructuras, las garantías de seguridad y una circunstancia más etérea como es la existencia de una tradición futbolística cimentada en el juego limpio.

La decisión no está exenta de polémica y la queja común en Argentina va encaminada al sentimiento de pérdida de identidad. Desolado es el adjetivo que acompaña al nombre del país en el titular de algún periódico.

share on:
share on: