×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Planes para celebrar el Día del Orgullo Friki en Madrid

By Tania Segura

Planes para celebrar el Día del Orgullo Friki en Madrid

El mundo celebra hoy el Día del Orgullo Friki y Madrid no iba a ser menos. Pero, ¿cómo celebrarlo? Parece que poco a poco hemos ido quitándole la connotación negativa al concepto y convirtiéndolo en algo positivo. Ser «friki» de algo es sentir verdadera pasión por alguna actividad, movimiento o incluso comida que se sale de lo común. Pues bien, celebrémoslo tal que así, haciendo cosas que se salgan de lo habitual en nuestra ciudad.

Beber leche de pantera

Tenemos que advertir que ningún animal ha sido maltratado para conseguir ente «mejunje bebible». Se sirve en El Chapandaz (C/ Fernándo el Católico, 77), uno de los pocos locales de Madrid que sigue casi igual que cuando abrió en 1971. Tiene el aspecto de una cueva, con sus estalactitas y todo. Su cóctel estrella está preparado con ginebra, ron, menta, canela, ingredientes secretos y la peculiar leche, que sale de las mismísimas estalactitas a 6º.

Resultado de imagen de leche de pantera chapandaz

Visitar el Museo de Cera

No estamos muy seguros de si este plan cuenta como friki o terrorífico, porque el Museo de Cera de Madrid está repleto de auténticas figuras dignas de cualquier pasaje del terror. En cualquier caso, la visita no te dejará indiferente. Podrás flipar con las expresiones de Fernando Alonso o las de las Infantas

museo-de-cera-de-madrid

Cafetería con juegos de mesa

Hay muchas en Madrid, pero te recomendamos El Tren (C/ Blasco de Garay, 47), porque está decorado como una estación ferroviaria y preparan muy buenos cócteles para amenizar las largas partidas. Tienen un montón de juegos de mesa y como saben que hay batallas épicas, los sábados abren hasta las 4 de la mañana.

Resultado de imagen de juegos mesa

Visitar una iglesia ortodoxa

Independientemente de si eres creyente o no, esta visita merece la pena solo por ver el edificio. La iglesia de Santa María Magdalena parece sacada de la mismísima Rusia y con razón, porque la mayoría de sus feligreses proceden de la Europa del Este.

Visitar el Museo del Ratoncito Pérez

¡Si! ¡Existe! Y no está repleto de dientes en plan macabro. Aunque es más una visita para ir con niños, tiene su punto friki. ¿Sabes que incluso organizan talleres? Visitar su página web ya es toda una azaña freak…