×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Planes con niños en Madrid o cómo convertirse en su persona favorita

Tania Segura Tania Segura

Planes con niños en Madrid o cómo convertirse en su persona favorita

Ya seas mamá, papá, hermano o hermana mayor, tito o tita o quieras derretir a tu ligue a través de su hermano pequeño, o simplemente, si los niños te gustan, en Madrid hay lugares donde convertirte en su persona favorita. Los peques son bastante agradecidos, pero también quieren que les enseñen cosas nuevas, por lo que más allá de llevarles al cine o al parque, hay planes con los que ambas partes estaréis encantados de pasar tiempo juntos:

 

Little Kingdom

Cafetería con castillo medieval. Hasta aquí, la cosa ya promete, ¿verdad? Pues lo mejor viene ahora, porque dentro de ese palacio no hay príncipes y princesas, sino un parque de bolas con laberintos incluidos (admítelo, te encantaría poder jugar en él). Además de eso, hay una zona con toboganes y balancines y un gran mural en la pared para que los peques puedan pintar. Mientras tanto, tú puedes tomar algo tranquilamente o muriéndote de envidia.

Paseo de las Acacias, 67

 

Aventura Amazonia

Lo mejor de este plan es que tú también puedes hacerlo y vas a sentir la misma emoción que cualquier renacuajo cuando te deslices por alguna de las tirolinas. Cuenta con dos centros en Madrid y el de Cercedilla es el más grande del país (tiene un total de 22 tirolinas). Aunque si las alturas no son lo vuestro, tienen diferentes packs multiaventura.

 

Matadero para niños

La verdad es que si no supiéramos que se trata de un centro cultural, el título de este plan sonaría bastante terrorífico. La programación infantil del centro es tan amplia que los peques, desde enseñarles a montar en bici a un montón de talleres para realizar junto a los niños, como el de mindfulness.

 

Calle Fuencarral

Sí, en una de las principales calles comerciales de la capital los niños pueden pasarlo bien. Los domingos, la zona de la calle que transcurre entre la glorieta de Bilbao y la de Quevedo se cierra al tráfico durante unas horas y se llena de actividades dedicadas a los más pequeños. La calle parece otra.