×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Noticias

Cómo usar correctamente las mascarillas para protegerse del coronavirus

El Ministerio de Sanidad ha difundido estas medidas de seguridad sobre el uso de mascarillas.

Celia S. Cañabate Celia S. Cañabate

Cómo usar correctamente las mascarillas para protegerse del coronavirus

Las mascarillas sanitarias son uno de los bienes más cotizados en esta crisis por el coronavirus. Sin embargo, su uso no garantiza evitar el contagio, mucho menos si no se hace de forma complementaria a las otras medidas recomendadas, como el distanciamiento social, el lavado correcto y frecuente de manos, y evitar tocarse los ojos.

Al llevarla podemos caer en la sensación de falsa seguridad y cometer errores de higiene. Desde el Ministerio de Sanidad, se han difundido algunos consejos de seguridad para evitarlos y que el uso de mascarillas se haga de forma correcta.

Antes de colocársela, hay que lavarse bien las manos con abundante jabón o desinfectante a base de alcohol, para evitar contaminar la mascarilla.

Deben cubrir completamente la nariz, la boca y la barbilla, ajustándola a la cara para que no queden huecos. Algunas tienen una lámina de metal flexible en el borde. Esta debe ajustarse a la forma de la nariz para evitar esos huecos.

Mientras se lleva puesta, la mascarilla no debe tocarse. Y si se hace, hay que lavarse las manos antes y después de hacerlo. Si la mascarilla se humedece o se moja, deja de ser efectiva, por lo que debe ser cambiada por otra.

Para retirarla, se debe hacer tirando de los lazos o elásticos con los que se sujetan a la cabeza y evitando tocar la parte delantera de la mascarilla. Aquellas que no sean reutilizables, deben ser desechadas en un contenedor cerrado. Inmediatamente después, hay que lavarse las manos.

Ministerio de Sanidad.

Recuerda que si estás contagiado con coronavirus o crees poder estarlo, si tienes fiebre o tos, la mascarilla debe llevarse siempre, para evitar contagiar a otras personas.

En casa, las personas sanas deben usarla siempre que tengan que cuidar a una persona enferma, o al estar en la misma habitación que alguien contagiado o con sospechas de poder estarlo.

Fuera de casa, es recomendable llevarlas en transportes públicos donde pueda no asegurarse la distancia de seguridad entre pasajeros o espacios cerrados, como los supermercados.