×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Gastronomía

Burritos originales y pokes con clase en ‘Mezclao’

Y tres variedades de tequeños para chuparte los dedos

Celia S. Cañabate Celia S. Cañabate

Burritos originales y pokes con clase en ‘Mezclao’

Sabemos que la palabra ‘burritos’ inevitablemente nos va a evocar a la comida mexicana, pero si bien el mestizaje está a la orden del día en cualquier sociedad, en la gastronomía ocurre exactamente lo mismo y la fusión de conceptos es algo común que, además, disfrutamos. Es lo que ocurre en ‘Mezclao‘, un cuidado local de reciente apertura en el número 46 de la calle San Bernardo, cerca del metro de Noviciado, que ‘mezcla’ diferentes conceptos para ofrecer una carta diferente.

Regentado por una familia venezolana –de origen multicultural y ‘mezclao’–, han unido lo mejor de cada una de las cocinas que conocen. Su carta está basada en burritos y pokes como platos principales, sin embargo, encontrarás en los entrantes para compartir una «burrata» que inevitablemente te hará pensar en Italia –y que es recomendación del jefe de sala– y unos tequeños que podemos decir que son los mejores que hemos probado hasta ahora. Los sirven en una combinación de tres tipos diferentes: de queso, de queso con guayaba y de masa de maíz –con una textura muy diferente–. En ellos se nota el cariño de la cocina venezolana y apostamos a que te encantarán.

Los burritos destacan por la originalidad de sus ingredientes principales: carrillera de ternera, pernil de cerdo o langostino. También cuentan con opción vegana o de pollo para los menos atrevidos. La otra piedra angular de su carta, los pokes, son cuidados y reposados, alejándose del concepto de comida rápida y hecha con prisa que normalmente asociamos a este plato. Cuentan con guacamole casero muy suave y no escatiman en la cantidad de ingredientes. Y si echas de menos poder elegir tú mismo los ingredientes de tu burrito o poke, no tienes que preocuparte, porque todos los platos pueden adaptarse según las preferencias del comensal.

Atrévete a probar esta mezcla de conceptos y déjate aconsejar por ellos, puede que vayas en uno de los días que el chef hace platos fuera de carta. ¡Que aproveche!