La revolución de la comida en bols se extiende por Madrid

share on:
Coge papel y boli apunta cada uno de estos sitios.

No vamos a decir que el continente importa tanto como el contenido, pero sí que lo complementa, lo adorna, en definitiva, lo vende. Y por alguna razón a un servidor la comida en bols (o en bowls, en cuencos, vaya) le entra y mucho por el ojo, así que ahí va una lista con algunos de nuestros favoritos. Dulces y salados, sanos y no tan sanos, comida de aquí y de allá.

Bowl Bar

El nombre ya te da una idea de lo que está por venir. Lo que no debería inducir al error es la apariencia del local, pequeño e informal, porque sus platos, todos servidos en bols, están más cerca de la llamada cocina de autor o alta cocina que de una tasca de Argüelles. Y sí, todo se sirve en bols: desde sus croquetas o su increíble tortilla deconstruida hasta su tarta de queso azul. Sin duda, Bowls Bar está a la cabeza de esta lista por derecho propio.

C/ Quintana, 28.

Ohana Sana

Ohana Sana es una de las más recientes incorporaciones a la moda de la comida sana, pero aquí restar calorías o compuestos químicos de más no significa restar sabor. Al contrario. Puedes montar los boles a tu gusto con una base (basmati integral, quinoa tricolor, tallarines de calabacín y zanahoria o su mix de canónigos y espinacas) y una proteína (tataki de atún, de carne, pollo confitado, salmón marinado o tofu marinado) más diferentes toppings y salsas. También tiene poke, bols dulces de smoothie y, aunque no vaya en bol, tienes que probar su tostada de crema de anacardos con espinacas y aguacate. Además, aquí tienes una oferta de menú.

C/ del Barquillo, 34.

Açai Beleeza

El açai es un fruto de una palmera que crece en estado silvestre en el noroeste de Brasil y Açai Beleeza se autodefinen como “el primer açai bar de Madrid”. El resultado de sus bols es curioso: una base de una suerte de smoothie que se acompaña con todo tipo de frutas, semillas y demás sabores que convierten tu desayuno en una auténtica bomba y dejan saciado hasta el almuerzo.

C/ Velázquez, 120. 

 Batavia

Batavia abrió hace relativamente poco. De hecho, abrió antes de lo que tenían previsto porque, dicen, la gente se paraba en el ventanal a curiosear, atraídos por su modelo de negocio. Batavia es una nueva versión saludable del plato combinado, como ya os contamos en este artículo, y no puedes salir de allí sin probar su limonada, sus keftas de ternera y los grissinis de yuca.

C/ Sagasta, 18. 

Aloha Poke

Como amante del sushi, descubrir el poké fue un paso hacia adelante, y Madrid (bueno, y medio mundo) lo entendió rápido, de manera que han proliferado como setas por toda la ciudad. Aloha Poke está buenísimo, pero es solo uno de ellos y la lista es infinita: Cevichévere, Hawaiian Urban Poke, Hale Poke, Tasty Poke Bar…

C/ Libertad, 17.

Ramen Shifu

El ramen también lo ha petado y se ha extendido como otro de esos platos obligados si tu carta aspira a respirar multiculturalismo. Y por mucho que algunos digan “solo es una sopa”, hay que saber dónde comerlo. Ramen Shifu, junto a la plaza mayor, es uno de esos sitios. El de Ramen Kagura también tienes que probarlo, pero las colas que se forman me echan para atrás casi siempre.

C/ de las Fuentes, 1.

Cereales Hunters

Seguro que cuando abrió el primero de sus locales en Madrid, nadie esperaba que aquello acabase en la revolución de los cereales. Tan insanos como deliciosos (por su alto contenido en azúcar), tienen cientos de opciones y combinaciones para merendar o desayunar. Leche de colores, toppings aún más dulces y la posibilidad de llevártelos a casa (o dónde quieras) hacen que aún existan colas para entrar a estos azucarados locales. Son tan adictivos como los Fresisuis para Bart o Milhouse.

Varios locales.

Honest Greens

El éxito de Honest Greens ha hecho que dentro de poco vayan a abrir su segundo local en Chueca. En su carta priman los ingredientes de temporada, por lo que cambia según la época del año en la que estés. Además de eso, utilizan productos ecológicos y de agricultores de la Comunidad de Madrid, apoyando así un consumo sostenible y responsable. Sus bowls te dejarán bien lleno para todo el día, pero te recomendamos que vayas con alguien para poder compartir sus deliciosos entrantes, como el trío de hummus o sus chips de boniato con una versión totalmente diferente de Ketchup y Alioli.
Pseo. de la Castellana, 89.

Abolea Restaurante

Probablemente sea la opción más económica de la lista, pero también es una muy buena propuesta si estás cerca de San Bernardo o la Glorieta de Bilbao. Su servicio se esmera mucho en que tu estancia en el local sea lo más cómoda posible. Aunque puedes preparar tu propio bol, te recomendamos que elijas uno de los que ofrecen en el menú, pues tienen muchos más ingredientes de los que permite el menú a tu bola. También tienen desayunos super completos.

C/ Sandoval, 10-12

share on:
share on: