El paraíso de los objetos sin dueño de Madrid

La Oficina Municipal de Objetos Perdidos recibe cada año miles de nuevas incorporaciones en sus estanterías.

Piensa en algo que hayas perdido. Algo que hayas perdido recientemente, hace menos de dos años, e imagínatelo en un limbo más o menos ordenado donde reposan los objetos que otros tantos como tú se olvidaron en algún vagón de metro, en el banco de un parque o en un restaurante. El paraíso de los Diógenes existe y se llama Oficina Municipal de Objetos Perdidos.

Allí llegan cada año miles de objetos, en su mayoría desde Barajas. El aeropuerto es el mayor suministro de objetos sin dueño aparente. Alrededor de un 50 por ciento del total proceden de allí frente a un 20 por ciento procedente de Correos y un 15 por ciento encontrado en el Metro. 

Pasearse por los pasillos de la Oficina Municipal de Objetos Perdidos recuerda a esas películas distópicas de corte postapocalíptico donde el mundo se ha ido al carajo y los estantes de los supermercados se ofrecen generosos a los pocos afortunados que pueden recorrerlos. Todo lo que allí hay, en la oficina municipal, se antoja gratis, aparentemente sin dueño, como sin dueño estarían las conservas de Mercadona el día del game over general.

Las cosas que se acumulan en Objetos Perdidos, sin embargo, sí tienen dueño, aunque no por mucho tiempo. Si después de dos años nadie las reclama, los responsables de custodiarlas contactan a quienes las encontraron si en su momento se hizo expreso el deseo de quedárselas. También se subastan (en cuyo caso el beneficio pasa a la Tesorería Municipal) o se donan.

Tan solo un 20 por ciento de los objetos son devueltos, aunque el porcentaje asciende a un 80 por ciento al tratarse de documentación personal o carteras.

Así que si has perdido algo y puedes acreditar ser su dueño, quizá te apetezca dar un paseo por su almacén. Tal vez alguno de los 306 teléfonos móviles, 1.067 monederos, 114 bolsos, 12 cámaras de fotos, 482 cinturones, 553 gafas, 228 llaves, 62 maletas, 15 maletines, 165 mochilas o 140 paraguas, sea tuyo. Y 60 libros, porque también se perdieron 60 libros, y siempre es bueno saber que se pierden libros, aunque se pierdan pocos.

';return t.replace("ID",e)+a}function lazyLoadYoutubeIframe(){var e=document.createElement("iframe"),t="https://www.youtube.com/embed/ID?autoplay=1";t+=0===this.dataset.query.length?'':'&'+this.dataset.query;e.setAttribute("src",t.replace("ID",this.dataset.id)),e.setAttribute("frameborder","0"),e.setAttribute("allowfullscreen","1"),this.parentNode.replaceChild(e,this)}document.addEventListener("DOMContentLoaded",function(){var e,t,a=document.getElementsByClassName("rll-youtube-player");for(t=0;t