×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

12 coctelerías de Madrid que te quitarán la sed de un buen combinado

Madrid ha hecho méritos para modernizarse y situarse como una de las ciudades de referencia en el arte de la mixología.

Isabel Nieto Isabel Nieto - Redactora

12 coctelerías de Madrid que te quitarán la sed de un buen combinado

Que a los habitantes de Madrid se les conozca como «gatos» es una peculiaridad fácilmente extrapolable al carácter mismo de la ciudad: Madrid es, también, un animal nocturno. De ello da cuenta la popularidad de la que han gozado las coctelerías en la capital, que cuenta con locales tan emblemáticos como el Museo Chicote. Una popularidad que han ido (re)adquiriendo en la actualidad, en gran medida, por haber sabido leer y adaptarse a las nuevas tendencias.

Atrás queda el tiempo en el que los locales que ofrecían combinados de calidad se contaban con los dedos de una mano y en el que el consumo era, mayoritariamente, noctámbulo: el «tardeo» ha irrumpido con fuerza en nuestro vocabulario como consecuencia de haberlo hecho, primero, en nuestros hábitos. En esta nueva escena coctelera cobran importancia ingredientes como la innovación o el sello personal de cada autor, un aspecto en el que Madrid puede presumir: cuenta con el Mejor Bartender World Class de España 2021.

Unos lo entienden como un arte; otros, como una forma de artesanía. Y, en mayor o menor medida, también como una disciplina con cierto sentido del espectáculo. Sea de la forma que sea, en este artículo hacemos un repaso por algunos de los restaurantes y coctelerías de la capital que, con sus elaboraciones, sitúan a Madrid como un referente a tener en cuenta en el mapa de la mixología.

1. Angelita

Imagen cedida por Angelita || Guisante, manzanilla amarga, gin pea, bitter chamomile, gin

El sótano del restaurante Angelita alberga la Mejor Coctelería de España 2021 según Fibar, la feria más importante de este sector en nuestro país. En 5 años de recorrido, la coctelería capitaneada por Mario Villallón ha obtenido este galardón en otras dos ocasiones. Sus cócteles artesanos, con productos frescos de temporada que obtiene de su propio huerto de Litos (Zamora) –de donde proceden, por ejemplo, los tomates de sus celebrados Bloody Marys–, son una parada imprescindible en un entorno en el que destacar no era fácil: en la misma calle se encuentran otras dos coctelerías de referencia como son Cock y Del Diego.

📍 Calle Reina, 4

2. Quintoelemento

Imagen cedida por Quintoelemento || Pisco sour veggie

Una de las aperturas gastronómicas más llamativas del año pasado fue la de Quintoelemento, un ‘sky bar’ que combina lo culinario y lo audiovisual –con una gran cúpula que proyecta imágenes en 4K– en una misma experiencia, a la que hay que sumar su coctelería de autor. El mojito de shochu –a base de shochu, sirope de shisho y espumoso de sake–, el Tanoshi –con ginebra rosa, frutos rojos y eucalipto– o el Pisco sour veggie, con base de aquafaba y especias, son algunos de los cócteles que forman su carta.

📍 Dos últimas plantas del Teatro Kapital (calle Atocha, 125)

3. 1862 Dry Bar

Imagen cedida por 1862 Dry Bar

1862 Dry Bar, de aspecto clásico y una carta que apuesta sobre todo por cócteles tradicionales –pero sin renunciar a propuestas nuevas–, abrió sus puertas en mayo de 2012 en Malasaña. Su nombre es un guiño doble: al año en el que se construyó el edificio donde se ubica y al primer recetario de Jerry Thomas, ‘How To Mix Drinks’, considerado el padre de la mixología moderna. El año pasado su buen hacer logró que se colase por primera vez en el ránking ‘The World’s 50 Best Bars’, en el tramo de la clasificación de los puestos 51 al 100, concretamente en el 84.

📍 Calle Pez, 27

4. Salmón Gurú 

Imagen cedida por Salmón Gurú || Salmo Salar

Desde su apertura, la célebre coctelería del Barrio de las Letras ha dado titulares y alegrías a su equipo fundador, comandado por célebre mixólogo Diego Cabrera. Incluido en la lista de World’s 50 Best Bars, Salmón Gurú ha renovado su carta con 30 nuevas creaciones, dividas en seis imaginativas categorías, que responden a nombres como Salmo Salar (en la imagen) con ginebra Sip Smith, Konjac, zumo de limón y refresco de pomelo. Los nuevos brebajes fusionan historias de la India, Grecia, Egipto o México. Completan la teatralidad, una insólita mezcla de ingredientes que rebosan de imaginación en recipientes artesanales imposibles.

📍 Calle de Echegaray, 21

5. José Alfredo

Imagen cedida por José Alfredo Bar

Desde su discreta ubicación a un paso de Gran Vía, en uno de los extremos de la plaza de la Luna, este local de estilo americano ha consolidado su carisma gracias a una nutrida agenda de conciertos, una clientela donde no faltan músicos, artistas y periodistas –todos amigos personales de sus propietarios– y, cómo no, a una carta de creaciones a la altura de su distinguidos habituales.

Revestido de cuero y madera, el bar dedicado al mítico cantante de rancheras (José Alfredo Jiménez) cuenta con una larga barra donde obra la magia de sus mixólogos, repartida en hasta 20 combinaciones en carta, con nomenclaturas como Frida & Trosky (vodka con limón, maracuyá, manzana y vino blanco) o Paloma (San Cosme con lima, pomelo, soda, agave y romero), más todo su arsenal de coctelería clásica, donde se alzan con nota el Bloody Mary y el Dry Martini.

📍 Calle de Silva, 22

6. Bar Cock

Imagen cedida por Bar Cock

Un siglo de nocturnidad ‘on the rocks’ en Madrid da para mucho. Más si tus fundadores se llaman Emilio Saracho y Perico Chicote (otro de los grandes apellidos de la noche madrileña). Desde la década de los 20, la imponente chimenea y los altísimos techos de este templo distópico de aire británico ha visto pasar a todas las celebridades que, al menos una vez en su vida, decidieron que Madrid era la mejor ciudad del mundo para atestiguar las más inverosímiles madrugadas.

Dominguín, Mihura, Almodóvar, Dalí, Audrey Hepburn, Ava Gardner, Frank Sinatra, Harrison Ford… El Cock ha cuidado desde entonces a su legendaria e internacional clientela de intelectuales, políticos, estrellas del cine y amantes del arte con una ecuación infalible: una coctelería clásica sin estridencias, referenciada por sus impecables gintonics, y la elegancia canónica de sus camareros.

📍 Calle de la Reina 16

7. Camerino Cocktail Bar

Camerino Cocktail Bar: tu bebida en la pistola de James Bond o en la cabeza de un caballo
Imagen cedida por Camerino Cocktail Bar

El rasgo distintivo de Camerino Cocktail Bar es también el motivo que justifica su peregrinación. ¿Cuántas coctelerías en Madrid (en el mundo) te permiten tomarte un cóctel en un vaso inspirado en la cabeza de caballo de ‘El Padrino’? ¿Y en la pistola de James Bond? La pregunta es retórica: ninguno, que nosotros sepamos. Un sitio original y de una calidad extraordinaria. Sus platos, por cierto, no están nada mal.

📍 Calle del Príncipe de Vergara, 87

8. Coctelería Savas

Imagen cedida por Coctelería Savas

A medio camino entre la taberna tradicional y la coctelería más moderna, Savas es un punto de encuentro para hedonistas y diletantes del buen beber. Hay pocas coctelerías en Lavapiés, Savas es una de ellas y hay pocas coctelerías con un precio tan competitivo (8,5€ el cóctel más caro), Savas es una de ellas. Para más honor: según la periodista Ángeles Caballero es el mejor bar de Madrid.

📍 Calle de la Sombrerería, 3

9. Bad Company 1920

Imagen cedida por Bad Company 1920

¿No te gusta la época en la que te ha tocado nacer? En esta vida hay solución para (casi) todo y Bad Company 1920 funciona como un Delorean. Vuelta a plena Ley Seca y bienvenida la oportunidad de conocer los speakeasy (tipo de negocio clandestino que nació en Nueva York y donde se consumía alcohol: por fuera parecía establecimiento anodino y por dentro era un bar). No en vano, los cócteles llegan en recipientes que seducen e invitan a pensar que son cualquier cosa: la boina de los peaky Blinders o el proyectil de Lancelot son buenos ejemplos.

¡Por cierto! Necesitarás una contraseña para entrar. Pista: la renuevan cada mes y la anuncian en su Instagram.

10. Santamaría

Imagen cedida por Santamaría

A este establecimiento inaugurado en el 2010 de la mano de Julio de la Torre lo define su hospitalidad. Su localización también hace única a esta coctelería situada en el barrio de Malasaña, ya que se trata de un antiguo prostíbulo reconvertido. De su interior destaca su barra de madera rematada en cuero, desde la que se sirven los acuñados como mejores gintonics de Madrid. Su oferta revisita los cócteles clásicos adaptándolos al siglo XXI y los complementa con otros de autor, todos ellos cuidados hasta el último detalle. Prueba de ello es el mimo con el que tratan los bloques de hielo cristalino que elaboran recuperando una técnica del siglo XIX. Santamaría debe su apellido, La coctelería de al lado, al restaurante La Tasquita de Enfrente, el local con el que está pared con pared.

📍 Calle Ballesta, 6

11. Del Diego Cocktail Bar

Imagen cedida por Del Diego

Su creador no es otro que Fernando del Diego, convertido en un barman de renombre a nivel internacional tras forjarse en el oficio como alumno en Perico Chicote, el bar de copas más famoso del Madrid de la posguerra. La de su discípulo, abierta desde 1992, está actualmente regentada por sus dos hijos, David y Fernando. Tiene una de las cartas más extensas, en la que no falta ningún clásico desde el Dry Martini hasta el White Russian. La elegancia es el sello de identidad de Del Diego, que te transporta a la gran manzana neoyorquina con sus cócteles y también con su local, galardonado con varios premios al diseño de interiores como el otorgado por el Ayuntamiento de Madrid.

📍 Calle de la Reina, 12

12. Mezcaloteca Corazón Agavero

Imagen cedida por Corazón Agavero

Esta mezcaloteca encarna la tradición de la bebida mexicana. Sus propietarios, Wilmer Yakamín y Felicia Covone, se dejaron llevar por esta pasión desde México, su país natal, hasta el corazón de Madrid. Ahora traen a la ciudad las mejores marcas de más de 300 destilados mexicanos como el mezcal, la raicilla o la charanda. Uno de sus objetivos es desterrar al tequila como bebida chupitera, vistiéndolo con cócteles para todos los gustos. El local es el lugar idóneo para cualquier aficionado, ya que ofrecen experiencias para aprender a diferenciar las distintas bebidas. Además, importan la cultura mexicana también a su carta, en la que pueden degustarse todo tipo de platos típicos.

📍 Calle Humilladero, 28

 

Este artículo ha sido escrito conjuntamente con Sara Morillo y Alberto del Castillo

Gastronomía