La nueva Gran Vía ya está aquí

share on:
Hoy se inaugura una Gran Vía remodelada, más accesible para peatones y eco-friendly

¡Ha llegado el día! Esta tarde a las 19.00 dará comienzo una nueva era en la vida de la Gran Vía orientada a la sostenibilidad y al cuidado a los viandantes.

Las mejoras de la arteria madrileña son numerosas, y por eso hemos resumido los cambios más importantes para que tomes nota de todos.

Más espacio para los peatones

La ampliación de las aceras llega en buen momento: caminar por la Gran Vía en época navideña era, hasta ahora, un infierno en la Tierra. Veremos si los tres metros extra de calle hacen que las subidas y bajadas entre la multitud sean más llevaderas, como en la nueva calle Carretas.

También se han instalado seis nuevos pasos de cebra para que las aglomeraciones ante los semáforos se conviertan en leyenda. Las marquesinas de autobús ahora están cerca de los cruces para mejorar el transporte.

Un carril bici en un único sentido

En el tramo entre Callao y Plaza de España ya hay un carril bici independiente, pero solo en sentido subida. A la bajada, los ciclistas comparten la calzada con los demás vehículos.

Nuevos bancos, árboles, semáforos y farolas

Lo sentimos, pero la postal de la Gran Vía que tienes en tu cuarto se ha quedado antigua. El paisaje ha cambiado, sobre todo por los nuevos semáforos con un diseño especial para esta gran calle, y por las luminarias LED de última generación.

También hay 89 árboles nuevos con un tamaño que da sombra, pero que no tapa la grandiosa arquitectura que tanto nos gusta, como la del edificio Capitol.

Otra buena noticia es que desde hoy podemos sentarnos en bancos de madera y granito con una estructura modular pensada para adaptarse a diferentes personas y circunstancias.

Menos carriles para los coches

La Gran Vía actual cuenta con cuatro carriles para vehículos, dos por sentido, sin contar el carril bici independiente al final de la calle. Dos de esos carriles son exclusivos para el transporte público.

Más accesibilidad

Con esta última reforma se han eliminado las barreras arquitectónicas que restringían la movilidad de personas ciegas, en silla de ruedas, usuarias de vehículos especiales.

¿Llegaremos a amar la nueva Gran Vía tanto como a la antigua?

Fotos: Ayuntamiento de Madrid

share on:
share on: