Arepas: dónde comer esta reina del Caribe

share on:
La arepa, esa maravilla milenaria nacida en lo que hoy es Colombia y Venezuela, ha ido adquiriendo cada vez más protagonismo en la gastronomía madrileña hasta convertirse en un imprescindible.

Hay quien se esfuerza en buscar los beneficios que reporta la inmigración al país de acogida. Como si quienes buscasen ganar algo con ello fuera quien vive relativamente cómodo en su país de origen, y no quien se ver forzado a emigrar.

Pero puestos a seguir esa lógica absurda, diremos que es la comida lo mejor que un inmigrante puede regalarnos, porque no hay mejor forma de conquistarnos que a través del estómago. Madrid bulle en multiculturalidad gastronómica y las arepas han pasado de ser unas completas desconocidas a todo un elemento de la cocina de moda gracias principalmente a la afluencia de migración de origen venezolano y colombiano. Y aquí van algunas de las que deberías probar. No sabemos con seguridad si las mejores, pero desde luego deliciosas.

Jojoto Arepa Bar

Situado casi a los pies del Viaducto de Segovia, Jojoto es una pequeña joya escondida. Sus arepas tienen la particularidad de ser fritas, nos cuenta uno de sus trabajadores, frente al estilo clásico de cocinarlas a la plancha. Y no es lo único con lo que arriesgan, también con sus sabores. Las tienen de gamba blanca y morcilla de Burgos, de ensalada de pollo con maíz, de carrillada con queso feta, o de pulpo a la gallega. Y, si puedes, no dejes de probar su cachapa, una torta de maíz semidulce de unos 20 centímetros de diámetro sobre la que se coloca queso y cochinillo frito. Una bomba.

Dónde: Calle Segovia, 17.

Arepa Olé

Esta franquicia, con cinco locales ya en Madrid (más otros dos en Sevilla y Granada) y creciendo, nace con la aspiración de fusionar la comida venezolana y española. Por ello tienen arepas desde las más “originales” (con plátano maduro frito y queso guayanés o con queso amarillo, frijoles y aguacate) hasta aquellas a modo de tributo a la cocina local y bautizadas como “la segoviana”, “la asturiana”, “la extremeña”, “la burgalesa” y “la navarra”.

Dónde: Varios locales.

El Güero

El Güero es, como todos los grandes restaurantes, un punto de encuentro y de mezcolanza de formas diversas de hacer la misma cosa: comer. Pero en este caso sus protagonistas, la gastronomía mexicana y venezolana, no se entremezclan literalmente, sino que el local cuenta con dos cartas diferenciadas, cada una para la comida de cada país. Y si del lado mexicano los grandes triunfadores son los tacos, del lado venezolano lo son las arepas.

Dónde: C/ Emigrantes, 2.

 Apartaco

Tienen una selección de cuatro “arepitas” para solventar indecisiones. También probamos su arepa Pelúa, con carne mechada y queso amarillo. Y bueno, ya que estás por allí, agradecerás que te recomendemos su Chalupa, una lasaña de maíz con pollo guisado y queso de mano.

Dónde: C/ Luchana, 7.

Grama Bar

Habrá quien ya conozca sus arepas de festivales como Las Noches del Botánico, el Mad Cool o el Download. Y si no, has tenido que pasar por delante de alguno de sus dos locales (uno en la calle Fuencarral; el otro en Preciados). Imprescindible acompañar sus arepas con tequeños y zumo de parchita (maracuyá).

Dónde: C/ Fuencarral, 95; C/ Preciados, 40.

Matute

Nunca hemos estado por aquellas tierras caribeñas, así que podemos confirmar cómo de auténticas son las arepas de Matute, pero sí podemos decir que son un manjar. Nosotros probamos la de cerdo marinado y queso gouda y la de pollo con aguacate macerado y son un manjar. Además, cada mesa tiene un surtido de salsas a cuál más deliciosa.

Dónde: C/ Noviciado, 6.

 

BONUS TRACK

TeleArepa

Cualquiera que haya vivido en España un mínimo de tiempo se ha dado cuenta de que TelePizza en esta tierra es una institución. Quizá por ello la gente de TeleArepa bautizó su negocio con un guiño a la cadena de pizzas española. No se nos ocurre una forma mejor de solucionar una tarde entre amigos.

Dónde: C/ Virgen del Coro, 10.

 

share on:
share on: