11 librerías de segunda mano de Madrid donde perderse

share on:
Madrid está llena de estas librerías, auténticos oasis literarios donde por el precio de un libro nuevo puedes comprar comprar diez ejemplares de segundo uso.

A todos nos gusta leer, y a quien no le gusta es porque aún no lo sabe. Pero lo que no nos gusta tanto es desembolsar los 19,8 euros de media que costaba un libro en el 2016. Por eso dios creó las librerías de segunda mano.

No vivirás días suficientes para disfrutar de tanto libro a buen precio, así que, quien no lea, que no sea porque no pueda permitírselo. Madrid está llena de librerías de segunda mano y aquí van solo algunas de ellas. Quizá no sean las mejores, pero perdernos en ellas fue pura gozadera.

La Casquería (Mercado de San Fernando, calle Embajadores, 41)

Esta es sin duda la propuesta más creativa. Basada en los principios de la economía social y solidaria, esta librería de segunda mano ha reinventado uno de los puestos de este mercado de Lavapiés con el objetivo explícito de “recuperar el mercado” pues “supone volver a ponerlo en valor como motor económico y social del territorio que habita”. Como otras muchas, se alimentan de donaciones pero lo más interesante es que el precio de los libros se calcula al peso. Solo tienes que darte un paseo entre sus estanterías, donde a los libros se les ha asignado valor en función del peso, y dirigirte a la caja donde pesarán tus libros y te dirán su equivalente en euros. Un imprescindible de las letras de Madrid.

TikBooks (Varias localizaciones)

Muy probablemente la franquicia de libros de segunda mano más grande Madrid, TikBooks tiene la ventaja de contar con varios locales y puedes pedir que te traigan un ejemplar de una de sus tiendas a la que pille más cerca de casa. Una de esas librerías de segunda mano donde abunda la novela rosa y los libros con portadas de colores chillones pero donde también es fácil encontrar los grandes clásicos gracias a la unión de los catálogos de todas sus tiendas.

Libros para un mundo mejor (Calle Espíritu Santo, 13)

La famosa librería de la bici en la puerta, en el epicentro de la bohemia madrileña. Si hubiera que pintar una postal del barrio, no podríamos dejarla fuera. Esta librería está ahí porque tenía que estarlo y es el complemento perfecto a una zona llena de cafeterías, bares y restaurantes que maridar con un buen libro. Un local acogedor que invita a pasar y a quedarse.

Librería 7 Colores (Calle de la Fe, 6)

Este diminuto local, situado en una de las calles que va a parar a la Plaza de Lavapiés, es una de esas pequeñas joyas que el barrio esconde. El local, como suele ocurrir en estos casos, engaña, y podrías pasarte horas recorriendo sus baldas repletas de libros donde los lomos académicos se combinan con ejemplares de narrativa relativamente recientes y en buen estado.

Tuuulibrería (Varias localizaciones)

Esta librería cuenta ya con un local en Barcelona y tres en Madrid (un curioso triunvirato: Chamberí, Salamanca y Lavapiés). Su funcionamiento es sencillo: “llévate los libros que te quepan en las manos” y “deja el donativo que consideres”, reza su página web. Tienen un poco de todo y a veces quizá demasiado morralla (aunque a todas les pasa un poco esto), lo que no significa que no merezca la pena visitarla. Además, especialmente el local de Lavapiés, acoge eventos culturales que van desde la música en directo a sus interesantes “Guateques Literarios”, un evento mensual donde escritores, lectores, bloggers, editores y demás apasionados del libro se reúnen una vez al mes en formatos que varían en cada edición y que van desde el baile o la lectura grupal hasta el picnic. El próximo, por cierto, es este viernes y pinta muy bien.

Releer (Calle Blasco de Garay, 70)

Esta librería es un pequeño oasis en esa maraña de estudiantes y señores mayores que es el barrio de Chamberí. Releer, regentado por Rosa, es el resultado de quien tuvo que coger todo lo que le quedaba de paro para montar un negocio con el que salir adelante. Nadie se va a hacer rico con esto de los libros, pero siempre se agradece estar rodeado de ellos, como le pasa a Rosa.

Cuesta de Moyano (Calle Claudio Moyano, s/n)

Poco hay que decir ya sobre esta cuesta de obligado paseo para madrileños y visitantes y que se renueva continuamente con actividades nuevas como la iniciativa ¡Hostia Un Libro!. No todos sus puestos tienen libros de segunda mano y no todos son igual de económicos, pero vale la pena echar un ojo. Incluso, si tienes suerte, quizá te topes con una caja llena de libros en mitad de la calle que alguno de los puestos no consigue vender y para los que ya no tiene espacio. A nosotros nos ha pasado un par de veces.

Libros & Co (Calle Murcia, 16)

Esta librería, en pleno Delicias, es la mejor parada camino de El Retiro. Compran libros a 20 céntimos y venden uno por tres euros, dos por cinco o cinco por diez. De vez en cuando hay un perrillo (bueno, un perrazo) por allí que se deja querer, y, además, su página web es bastante funcional si prefieres ir a tiro hecho y buscar algún libro o autor en concreto.

Image may contain: 1 person

Re-Read (Calle O’Donnell, 28)

Una de esas librerías de segunda mano que han conseguido hacer de la compre-venta de libros todo un emporio a nivel nacional. Tienen tiendas por toda España con especial influencia en Barcelona. En Madrid por el momento tan solo hay una, bastante grande y bien nutrida. También su catálogo de búsqueda y compra es bastante útil, sobre todo teniendo en cuenta que puedes conseguir libros cualquiera de sus otras sedes.

Resultado de imagen de re read madrid

Rincón de Lectura (Plaza del Dos de Mayo, 5)

Quizá sea una de las más caras de la lista. Saben lo que tienen y no se vende el género a cualquier precio. Además, está ubicada en plena plaza del Dos de Mayo, epicentro del hipsterismo castizo. Aprovecha mientras el tiempo lo permita, píllate un buen libro y deja que una lata de cerveza fresquita venga a ti.

Resultado de imagen de rincon de lectura libreria madrid

J&J Books and Coffee (Calle del Espíritu Santo, 47)

Este malasañero local es una cafetería/pub donde la inmigración anglosajona camaradea en compañía de algún español en busca de perfeccionar su inglés. Mientras que la primera planta del bar es pura juerga los fines de semana con sus pub quiz y su turbio pero encantador ambiente de tugurio británico, la planta de abajo es una librería con algún sillón, sillas y mesas donde refugiarte hasta que lleguen la tempestad y las pintas.

Resultado de imagen de jj books madrid

share on:
share on: