×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

«Anoche Madrid me llamó»: un mensaje de fuerza para todos los madrileños

"Madrid me dice que admira a sus gentes. Me pide que os diga que ella nos piensa, y nos echa en falta".

Madrid Secreto Madrid Secreto

«Anoche Madrid me llamó»: un mensaje de fuerza para todos los madrileños

Tú también puedes compartir tus textos sobre vivencias durante el confinamiento en Madrid enviándolos por email a madrid@secretmedianetwork.com. Queremos conocer vuestras historias. Las mejores las publicaremos en Madrid Secreto.

Daniela Correa ha plasmado en este poema lo que Madrid nos diría a todos los que vivimos aquí. Un mensaje que infunde ánimos y llama a la paciencia: poco a poco la capital se despierta y día a día la reconquistamos.

Anoche Madrid me llamó

Anoche Madrid me llamó,
me dijo que llora sus pérdidas y que alaba a sus héroes,
que los cuida en sus caminos de vuelta a casa.
Ella los guarda con el amor y el cariño de la Ciudad
que los ha visto crecer, los ha visto reír, y ahora los ve luchar.
Los contempla en silencio,
y no puede evitar llenarse de orgullo al verlos.

Madrid me dice que admira a sus gentes,
que las observa a través de los ventanales,
Como la luna observa a un niño, ajeno a ella,
sin embargo, ahí está ella, presente iluminado su noche.

Madrid me cuenta que está vacía,
que sus calles no tienen bullicio,
me comenta que se siente sola,
extraña su espíritu libre y bohemio.
Aquel que es tan suyo, tan único,
que no se siente completa sin él.
Que sus terrazas, sus cines, sus museos, su arte…
Han bajado el telón.

Madrid me confiesa que se siente sola,
Pero aun así me pide que no deje
de abrazar su cielo al mirar por la ventana,
Que su luz es lo que tiene para regalar en este momento.

Madrid me dice que está inquieta por volver a sus andares,
a sus ambiciones altas y a sus noches entre vinos.
Que no ve la hora de llenar sus parques, reabrir sus comercios,
seguir igual de frenética y caótica, como solo ella se sabe.

Madrid lucha con su propia impaciencia,
está haciendo un esfuerzo
por no levantarse la falda, soltarse el pelo
y empezar el baile.

Me comentó que poco a poco se ilusiona,
al escuchar la risa de los niños en sus esquinas.
Observa tímidamente cómo sus habitantes
empiezan a pasear y disfrutar de ella nuevamente.
Madrid se anima lentamente mientras cautelosa nos espera.

Madrid me pide que os diga que ella nos piensa, y nos echa en falta.
Que conoce estas esperas, y que sabe que no nos es fácil.
Pero que confiemos en ella, que nunca se permite perder su chispa y
estará a la vuelta esperándonos inquieta con los brazos abiertos.

Aquella que la hace tan suya, tan nuestra, tan única, tan bella.

– Daniela Correa (@artesinmusas)

Más cartas dedicadas a Madrid

Volverás (Jel)

Y llegará ese día (Daniel Ballesteros Villada)

Madrid es un poco de todos (Iris Raboso Guijarro)

Quiero volver contigo, Madrid (Cristina Blanco Montes)

Madrid nos mata; pero amores que matan, no mueren (Eduardo Mateo)

De Madrid al cielo (Victoria Luz G. Perrino)

Volveremos, Madrid (Luis Carlos Pariente)

Foto de portada: Shutterstock