Los mejores burritos de Madrid se llaman Jleo’s

share on:
De la fusión entre la comida tejana y la mexicana, nació el tex-mex. Ellos nos traen el med-tex.

¿Te acuerdas aquella vez que el pobre Jamie Oliver, en un cándido ejercicio de multiculturalismo gastronómico, le echó chorizo a su paella y lo subió a Youtube? Las redes ardían con ofendiditos que proclamaban que aquello podía ser arroz con cosas, pero no paella. El mismo mecanismo debe dispararse en la mente de un mexicano cuando alguien habla de los burritos como ese clásico de la comida mexicana, porque técnicamente no lo son.

Los burritos, aunque nacidos en México, fueron popularizados por el mercado estadounidense gracias a gigantes como Taco Bell, convertidos en un emblema de la gastronomía tex-mex de la misma manera que lo son los nachos o el chili con carne. Frankesteins gastronómicos de origen yankee pero con evidente influencia del país vecino. Porque ya se sabe: las fronteras están para lo que nos interesa.

Aunque los primeros en llegar a España fueron Taco Bell, en Estados Unidos hay decenas de cadenas de comida tex-mex de mejor calidad y en las que el burrito es protagonista como Qdoba o Chipotle. Aquí en Madrid, los mejores burritos eran estos, con Tierra como líder indiscutible, hasta que llegó Jleo’s.

Jleo’s ha añadido un matiz a la llamada comida tex-mex, rebautizándola, y la han llamado med-tex (de la fusión entre Texas-México a la de Mediterráneo-México). Su premisa es sencilla: ingredientes de aquí para una comida que nunca tuvo una raíz fija y calidad, mucha calidad. Si la idea de comer con tortillas de trigo y maíz es que el guiso con el que se rellenan no pierda calidad, en Jleo’s esto se cumple a la perfección.

Así lo dicen ellos en su web: “Los nachos, mejor caseros. Los aliños, 100 por 100 naturales. Nada de abrir tarros de alubias, aquí nos levantamos pronto para preparar la comida cada día. Nuestros pollos de corral son como los adolescentes, no pisan la jaula ni para dormir. Las vacas de Jleo’s se crían en libertad y poco les falta para apuntarse a la moda del running. Como todos los aceites no son iguales, nosotros solo usamos el mejor aceite: Aceite de Oliva Virgen Extra”.

Están tan seguros de la calidad nutricional de sus ingredientes que en página web han puesto a disposición del usuario una calculadora nutricional para que puedas saber cuántas calorías, cuántas proteínas, cuántos hidratos, cuántos azúcares o cuántas grasas vas a meterte entre pecho y espalda.

No hay más. El resto es cocinar y saber hacerlo bien. Su guiso (todos ellos pueden servirse en taco o burrito) de Pollo Pío Pío es pechuga de pollo macerado durante horas y cocinada al horno. También tienen una costilla de cerda macerada y cocinada a baja temperatura que han llamado Linaje de Cerdo, o su guiso de ternera ibérica en salsa chipotle con sofrito de bacon ahumado.

Los burritos se acompañan con los ingredientes clásicos en este tipo de locales: arroz (integral con cilantro y lima, o mezcla de rojo, negro e integral), frijoles, queso manchego, pico de gallo, guacamole, crema agria, etc. Sin embargo, tienes la sensación de que la calidad está un escalón por encima respecto a sus competidores directos.

Pero sobre todo, uno sale de allí con ganas de volver, y eso siempre es un dato.

 

 

share on:
share on: