Si le preguntas a un valenciano y saca a pasear su talibanismo gastronómico, quizá muchos de estos sitios no cumplan los cánones, pero a nosotros nos encantan.

Los domingos son para tomárselos con calma, porque al día siguiente faltará mucho para el fin de semana siguiente. Así que mejor acabar la semana con buen sabor de boca y para hacerlo, ¿qué mejor que irse a buscar las mejores paellas de Madrid?

La Rayúa

El restaurante familiar La Rayúa se ha especializado en la cocina tradicional, esa que tiene los mejores ingredientes y que no necesita artificios. Si has probado su cocido y en silencio admites que está mejor que el de tu madre, habrás comprobado que enamorarse de sus sabores es muy sencillo, ¡lo difícil es no querer volver! Llevan más de 150 años cocinando el mejor cocido de Madrid, pero también unos de los mejores arroces de la capital.

Compra aquí el plan para saborearlo. 

Calle de la Luna, 3

Arroces Segis

En Arroces Segis, su principal protagonista está de muerte, pero además cuentan con dos particularidades. Primero, el precio total por cabeza de la paella lleva incluida una degustación de entrantes preseleccionados. Segundo, la paella se hacen al fuego de leña en una cocina acristalada y completamente visible a los comensales.

C/ Infanta Mercedes, 109.

Socarratt

Decir que comer paella de calidad solo es posible en Valencia sería tan absurdo como decir que la única manera de disfrutar de la mejor pizza es viajando a Italia, y para muestra, un botón. Socarratt es la mejor opción para pedir paella a domicilio, aunque también puedes recogerla tú o comer allí mismo. Preparan varios arroces a diario y la ración te costará 8€. Además puedes encargar paellas completas y arroz al horno a partir de seis personas. Las tienen de verduras, valenciana (aunque un valenciano de confianza se quejó de que no llevara conejo), a banda, negro o fideuá.

C/ San Marcos, 2 – C/ Manuela Malasaña, 5

La Barraca

La Barraca es un restaurante muy tradicional y muchos opinan que su paella es de las “mejores de la capital” sin equivocarse. Sirven una auténtica paella valenciana, que acompañada de su sangría, entra sin que te des ni cuenta.  El precio es de 25€ por persona aproximadamente.

C/ Reina, 29

El Ventorrillo Murciano

Aunque los precios de El Ventorrilo Murciano son un poco elevados (de 35 a 40€) y el local muy pequeño (hay que reservar e ir con tiempo), sus arroces hacen que te olvides de esos inconvenientes, en especial el de verduras o el de conejo y caracoles.

C/ Tres Peces, 20

Casa de Valencia

Platos abundantes y cocina valenciana tradicional. Casa Valencia es el lugar perfecto para sentirte en la playa desde la capital. Aunque el senyoret es su arroz más conocido, el de carabineros tampoco se queda atrás. Precio entre 25-35€.

Paseo Pintor Rosales, 58

Samm

Con más de 40 años de historia, el arroz al horno de Samm está igual o mejor que el primer día. No es de los más económicos de la lista, pero sólo por poder probar su socarrat (la parte tostada que queda pegada a la paellera) hay que ir. El precio está entre los 35-50€ por persona.

C/ Carlos Caamano, 3

Casa Benigna

Es un restaurante tradicional y muy peculiar, por su vajilla o su forma de servir la paella. En Casa Benigna la presentan en una patella, un recipiente que consigue mejorar su textura y su sabor. Precio de 35-50€.

C/ Benigno Soto, 9

(Visited 1.736 times, 17 visits today)

Tags: