×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Qué hacer

Estas son las heladerías imprescindibles de Madrid

Recetas tradicionales y fórmulas innovadoras para disfrutar del helado todo el año.

Madrid Secreto Madrid Secreto

Estas son las heladerías imprescindibles de Madrid

Lo mejor de la inmensa gama de heladerías de Madrid es que hay hueco para las recetas de toda la vida, sabores insólitos o para conceptos más innovadores. Y como sabemos, los helados no son (solo) para el verano. Un buen ejemplo es Italia, donde se consume a diario sin importar horarios, clima o día de la semana. En Madrid no vamos mal: estas heladerías permanecen abiertas todo el año y su producto mantiene su sabor y su textura a lo largo de las cuatro estaciones. Esta es nuestra selección de heladerías imprescindibles de Madrid. ¿Nos damos un homenaje juntos?

Lolo Polos

Foto: Lolo Polos

Abierta en 2015, la heladería presume de ser pionera en la elaboración de polos artesanos en España. A partir de frutas frescas de temporada, los polos, que se sirven a diario en su tienda de Malasaña y también online, no llevan ni aditivos, ni conservantes, tampoco gluten y el nivel de azúcar no llega al 10%. Llaman la atención la receta del de Coco Te verde Matcha o el de Limonada de carbón activo. Entre los 11 sabores de sus helados cremosos, en tarrina, destaca el de tarta de queso y maracuyá.

📍 Calle del Espíritu Santo, 16 (Malasaña)

Brando

Foto: Brando Helado

Días antes de estrenar el verano 2021, y en pleno Chueca, abrió Brando con una misión entre manos: romper el concepto de heladería tradicional sin dejar de lado la calidad del producto que se elabora en el obrador del mismo espacio. La puesta en escena, sin duda, rompe moldes gracias a una presentación en vitrinas de piedra como si se tratara de un paisaje lunar en un local donde manda el azul cobalto, y donde un sol artificial varía su luz según avanza el día. No te pierdas el de limón con albahaca o el de Ferrero Rocher.

📍 Calle del Hortaleza, 55 (Chueca)

Mistura

mejores helados madrid
Foto: Heladería Mistura (Facebook)

Los helados de Mistura son, efectivamente, apetecibles a la vista, al olfato y, claro, al paladar. La propuesta es dejar que combines los sabores que más te gusten con tus topping favoritos,  que se machacan y mezclan con el helado en una tabla de granito a baja temperatura. Y si los helados te parecen poco, no te quedarás con hambre gracias a los gofres, crepes y dulces que completan su carta.

📍 Varias localizaciones

Kalúa

mejores helados madrid
Foto: Kalúa Helado Artesanal (Instagram)

Es una de nuestras heladerías favoritas de Madrid, no sólo por la variedad que ofrecen, sino por lo fieles que son sus helados al sabor original de sus ingredientes: ¡El helado de Kinder Bueno sabe exactamente igual que la crema del interior del barquillo! Kalúa nació en Argentina en 1982 y aterrizó en Madrid para deleitarnos con su rico helado.

📍 Calle Fuencarral, 131 (Chamberí)

Patagonia

mejores helados madrid
Foto: Helados Patagonia Artesanal (Instagram)

La especialidad de esta heladería donde se unen las tradiciones heladeras de Argentina e Italia es el sabor de dulce de leche y el de pistacho, pero el de chocolate con nuez, que de primeras puede parecer simple, es todo un descubrimiento. Se puede combinar con otros sabores arriesgados de su lista de helados artesanales como tomate o queso azul.

📍 Plaza Tirso De Molina, 19 (Lavapiés)

Los Alpes

Si pensabas que el helado no huele a nada, solo a hielo, es porque no has probado un helado hecho con ingredientes de verdad como los artesanales de Los Alpes. Se trata de una de las heladerías más antiguas de Madrid y, sin embargo, es también de las que más innova. Además, aquí preparan una de las mejores horchatas de Madrid.

📍 Calle Arcipreste de Hita, 6 (Chamberí)

Rocambolesc

El benjamín de los Roca, Jordi, trajo hasta Madrid la versión más sofisticada de este postre glacial. Lo puedes encontrar en la zona gourmet de El Corte Inglés de Serrano y también en el recién reabierto Mercado de San Miguel. Sus combinaciones son bastante originales, como el que ha probado nuestra compañera Lucía en el vídeo del Mercado de San Miguel: un bollito ‘a la plancha’ con helado y toppings en su interior.

📍 Calle Serrano 52 (Barrio de Salamanca) | Plaza de San Miguel, 13 (Centro)

Mamá Elba

mejores-helados-madrid
Foto: Mamá Elba (Instagram)

¿Eres una persona indecisa? Pues prepárate, porque tienen más de 50 sabores y entre ellos hay opción sin gluten. Además, son artesanos, pues todos sus ingredientes vienen de pequeños productores. Tampoco te puedes perder su carta de gofres, crepes, batidos y tartas caseras, son todos una delicia.

📍 Calle de Cea Bermúdez, 29 (Chamberí) | Calle de la Ruda, 15 (La Latina)

La Pecera

mejores-helados-madrid-mama-elba

Estamos seguros de que los has visto en tu feed de Instagram, pero ¿has probado los helados Taiyaki? Este helado de origen japonés es una combinación espectacular de gofre con forma de pez relleno con el sabor de helado tipo soft que prefieras y coronado con toppings.

📍 Calle Velarde, 2 (Malasaña) | Calle Cádiz, 10 (Centro)

Bico de Xeado

mejores helados madrid

Estas heladerías pertenecen a la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña y elaboran sus helados artesanales con la leche «de vacas felices» de sus propias granjas, tal y como ellos mismo declaran. También emplean ingredientes de proximidad, para una fabricación sostenible en sus propios obradores. El resultado es un helado artesanal con una cremosidad única. Y, cómo no, siendo expertos en leche, también ofrecen batidos.

📍 Plaza Mayor, 29 (Centro)

La Pollería

mejores helados madrid
Foto: Madrid Secreto

Este pecaminoso local de Chueca, conocido por vender gofres en forma de pene XXL, deja helado a cualquiera con los pollolos, polos de silueta fálica bastante realista. Hay dos versiones distintas: polos de hielo afrutados (como fresa, limón, kiwi) y otros más cremosos, bañados en coberturas de chocolate y vainilla.

📍 Calle Gravina, 3 (Chueca)

N2LAB

mejores-helados-madrid
Foto: Madrid Secreto

El ingrediente principal de estos helados es el nitrógeno líquido, que tiene una propiedad asombrosa: dota al helado de una cremosidad inaudita. Un «científico» con bata de laboratorio y gafas protectoras experimenta dentro de una batidora y da sabor a sus creaciones con el nitrógeno, conservado a 196 grados bajo cero.

📍 Calle Gravina, 5 (Chueca)

Foto principal: Rocambolesc (Instagram)