×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Madrid cuenta con un nuevo espacio gastronómico bajo tierra

El nuevo Food Hall de Galería Canalejas suma más de 10 referencias para todos los bolsillos.

Sara Morillo Sara Morillo - Redactora

Madrid cuenta con un nuevo espacio gastronómico bajo tierra

Sometida a una profunda transformación arquitectónica desde hace más de un lustro, la plaza de Canalejas vive días de esplendor desde que el pasado año abriera, por fin, el centro neurálgico de su restauración: la primera sede del Four Seasons en España. Con todo, la castiza glorieta continúa su luminosa estela de aperturas.

La última ha llegado esta semana con la inauguración de otro de los tramos de la también reciente Galería Canalejas, que forma parte a su vez del macro proyecto Centro Canalejas Madrid, creado para impulsar la ciudad como destino internacional de lujo. 

Imagen cedida por Galería Canalejas

Se trata del Food Hall, un esplendoroso espacio gastronómico en los elegantes fondos del complejo que congrega 13 restaurantes de distintas categorías y nacionalidades.

Ubicado en la calle de Alcalá, el área abarca cerca de 4.000 m2 dedicados a la restauración y cuyos chefs ejecutivos, algunos de ellos con estrella Michelin, proponen una amplia variedad de ideas gastronómicas punteras y tentadoras.

La estrella del rompedor puesto japomexicano

Julián Mármol / Imagen cedida por Galería Canalejas

Entre la variopinta oferta culinaria, destaca el rompedor concepto del estrella Michelin Julián Mármol, que se luce con dos restaurantes: Monchis, un inesperado cruce de caminos entre Japón y México y The Eight, donde la brasa (que arde con carbón japonés Binchotan) marca el pulso del único restaurante del Food Hall que está a pie de calle, y que contará con terraza cuando las temperaturas empiecen a dar una tregua.

El chef, que atendía a los primeros curiosos que se dejaron caer por Monchis, aseguró que «España es un país multicultural, cocinas como la japonesa o mexicana están muy arraigadas, pero tienen también sabores desconocidos que me transmiten mucha pasión. Me siento un auténtico privilegiado de poder estar en el mejor sitio de Madrid».

No en vano, Monchis alberga uno de los privados más exclusivos de Madrid: un reservado para 12 personas al que se accede directamente desde el parking del complejo (de 400 plazas) por un ‘pasillo secreto’ y que cuenta con su propio baño ambientado con una música de inspiración japonesa creada ex profeso.

La boutique castellana y el refugio de moda

Imagen cedida por Galería Canalejas

Otro de los astros que sobresale en la propuesta plural del Food Hall es el chef Rubén Arnanz, que se confirma demiurgo de la esencia castellana desde los fogones de su ‘boutique gastronómica’ 19.86 by Rubén Arnanz.

El cocinero, que fue uno de los más jóvenes en recibir una estrella Michelin en España, reconoce que formar parte de este proyecto «supone un nuevo reto para seguir dando lo mejor de mí en un espacio diferente y único. Es un lugar privilegiado, con grandes firmas de lujo donde la cocina castellana brillará en la capital».

Otro de los restaurantes que dan solvencia a la apertura es Salvaje, el restaurante del que todo el mundo habla. Se trata de la apuesta por la cocina nipona del chef venezolano Fermín Azkue quien se sirve de técnicas e ingredientes de otras latitudes para dar con una carta inmensa en fusión y audacia.

Y su vecino, en el mismo hall, Le Petit Dim Sum aterriza con el sello de China Crown, referencia de la cocina china en Madrid y cuyos dim sums artesanales han convencido a un par de generaciones de madrileños.

Tentaciones de distintas latitudes

Hamburguesa de The Eight / Imagen cedida por Galería Canalejas

El resto de ubicaciones gourmet del nuevo hall de Galería Canalejas no se quedan atrás. Destacan DBellota, con una nutrida selección de ibéricos  y quesos regados con referencias vinícolas españolas, un nuevo local de la emblemática arrocería St. James, la delicadeza de las especialidades italianas de Davvero, la segunda sede madrileña dedicada a las finas ostras francesas de Daniel Sorlut y una proclama vanguardista del recetario tradicional gallego en Garelos.

Y dos licencias para los que no renuncian jamás a finales felices: El Goloso, otra boutique madrileña dedicada a la repostería sublime y Amorino, una elegante reivindicación del gelato italiano.

Y el guiño para todos los bolsillos

Maki de Monchis / Imagen cedida por Galería Canalejas

Y aún quedan unos días para poder conocer el tramo denominado MAD Gourmets, un concepto innovador, más desenfadado y asequible con 20 puestos de distintas especialidades y tendencias internacionales, que vendrá acompañadas de música en directo y otras iniciativas artísticas.

Definitivamente, aquí en Madrid toda iniciativa gastronómica y con rúbrica se recibe con los paladares abiertos. Y parece que este Food Hall viene a confirmar que en esta ciudad el comer se ha convertido en un ritual sagrado, exquisito y respetuoso con todos los paladares.

Juan Pablo García Denis, director general de Galería Canalejas, lo resumía así: “Para nosotros es un auténtico orgullo inaugurar este nuevo punto de encuentro para los amantes de la gastronomía en la capital. Además de ser una propuesta única nunca antes vista en la ciudad es un reclamo turístico que impulsará la revitalización económica del centro de Madrid, además de generar más de 300 empleos directos de más de quince nacionalidades”.

Gastronomía